5 de junio de 2021 16:18 PM
Imprimir

Aumenta el valor del ganado y crece la incógnita sobre el precio de la carne al público

Tras el paro del campo, las cotizaciones volvieron a registrar incrementos en el Mercado de Hacienda de Liniers.

Frigoríficos y carnicerías no quisieron arriesgarse a no tener carne, dicen expertos

En el primer día de operaciones en el Mercado de Hacienda de Liniers tras el cese de comercialización que dispuso la Mesa de Enlace, los precios del ganado mostraron ayer aumentos que se ubicaron incluso por encima de aquellos que estaban vigentes antes de la medida de fuerza en contra del cepo oficial a las exportaciones de carne.

Si bien por Liniers no pasa hacienda para las cuotas Hilton y 481, de carne para Europa, y la operación con la vaca para China fue muy reducida –para este mercado está el cepo–, la plaza de algún modo operó más allá de la presión del freno a las exportaciones para atender necesidades del momento.

Con una entrada de 6990 cabezas, respecto de la última referencia de valores del miércoles 19 del mes pasado, el Índice General aumentó un 7,75%, al pasar de $165,075 a $177,863 por kilo. En tanto, el Índice Novillo subió un 1,28%, tras variar de $188,249 a $190,661.

En este sentido, sigue habiendo incógnitas sobre el impacto que habrá sobre los precios en la carne para el público, más allá de que lo que ocurre con la hacienda no es el único factor que un carnicero o un supermercado pondera para poner un valor final de comercialización.

Además, con China llevándose el 75% de la carne de una vaca que no tiene consumo masivo a nivel local, no se cree que pueda haber un cambio de tendencia sustancial para el tipo de hacienda que sí tiene más salida interna, que es el ganado más liviano. “El mercado estuvo con valores un poquito más arriba que antes del paro, unos $5 a $10”, señaló el rematador Fernando Sáenz Valiente. Acotó que este incremento estuvo vinculado con la necesidad de frigoríficos que estaban “muy vacíos” y requerían hacienda para la faena de ayer.

Aumento en los sueldos

“Es una suba por el paro”, indicó con relación al comportamiento posterior a la medida de fuerza de la Mesa de Enlace. “Nadie se arriesgó a no tener carne”, agregó. Según dijo, lo que tiene que ver con la hacienda de consumo va en línea “con el poder adquisitivo de la gente”. En este sentido, cree que los valores del ganado para consumo “se van a sostener” si no hay una mejora del poder adquisitivo de la población.

Otro operador consultado, que prefirió reserva de su nombre, dijo que la plaza concentradora tuvo “muy buena oferta por ser un jueves y con mucha hacienda de consumo”. En cambio, entró muy poca vaca que antes del cepo iba a la exportación a China. Según precisó el operador, fue un 12% a 15% de vaca, contra más del 50% que había antes del freno a las ventas al exterior.

Los productores ralentizaron sus envíos de esa vaca por la incertidumbre creada por el Gobierno. Están a la espera de lo que pueda ocurrir con el cepo a la exportación. Pese a ello, esa vaca, de conserva, estuvo en $95 a $110, “valores de antes del paro”, indicó el operador del mercado concentrador. “Todo lo que es consumo estuvo con muy buena demanda y valores ágiles, igual o un 5% más respecto de antes del paro”, señaló. Vio este desempeño en novillo, novillito, vaquillona liviana y más pesada. Para este operador, el novillito de consumo, que muestra un faltante estacional, “va seguir muy firme”.

Tras el paro, en el mercado ponen la mira en la semana que viene, ya que con más días de operaciones –más allá de la jornada de ayer– se va a tener un diagnóstico más acabado de cómo queda la plaza.

En tanto, se mantienen las expectativas por las negociaciones con el Gobierno. José Martins, coordinador del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), fue uno de los referentes de esa agrupación que anteanoche estuvieron con el presidente Alberto Fernández para hablar de la carne, además del proyecto de ley que el sector espera llegue al Congreso para fomentar la agroindustria. Al respecto, dijo que Fernández insistió que el Gobierno tiene “una preocupación muy fuerte” por el valor de la carne. En este contexto, el mandatario señaló que, si se encuentra una salida para determinados cortes, la voluntad del Gobierno es “levantar” el cepo.

Martins destacó que, tras la reunión de anteanoche, ahora se espera acelerar un encuentro para trabajar en la mesa de diálogo que se convino.

Fuente: La Nacion

Publicidad