6 de junio de 2021 10:45 AM
Imprimir

De El tigre Verón a Hoffa, otras miradas hacia el sindicalismo

Pocas horas antes del estreno de El Tigre Verón en la TV argentina, en julio de 2019, un enfrentamiento por el encuadramiento laboral de los trabajadores de un frigorífico de San Fernando terminó a los tiros y se convirtió en noticia destacada. Muchos pensaron allí que la realidad podía emular a la ficción, ya que […]

Pocas horas antes del estreno de El Tigre Verón en la TV argentina, en julio de 2019, un enfrentamiento por el encuadramiento laboral de los trabajadores de un frigorífico de San Fernando terminó a los tiros y se convirtió en noticia destacada. Muchos pensaron allí que la realidad podía emular a la ficción, ya que Verón (Julio Chávez) era justamente un poderoso dirigente del gremio de la carne, y en el segundo capítulo veíamos a sus lugartenientes resolviendo una disputa a balazo limpio.

Pero esa aparente conexión con la realidad se trataba de un espejismo. El Tigre Verón no era más que el retrato en clave de telenovela de un hombre con gran poder incapaz de manejar a su disfuncional familia. En el fondo, Verón se parece mucho al Jimmy Hoffa que interpreta Jack Nicholson en la película de 1992. Aquí importa más el retrato individualizado de una figura histriónica y temperamental que cualquier acercamiento a la organización que conduce, a sus reglas y funcionamiento, y a la influencia que ejerce en la sociedad. Sin alejarse demasiado de esta pintura, el Hoffa de Al Pacino en El irlandés

(2019), al menos exhibe las conexiones de su figura con el poder político y la mafia. Del otro lado está la virtuosa Norma Rae (Sally Field), en la película de 1979, una mujer que trata de organizar la lucha gremial en una fábrica textil.

Fuera de alguna mirada testimonial precisa aplicada al terreno del cine documental, el cine argentino hasta ahora no se interesó demasiado en asomarse al mundo del sindicalismo. Quedan escasos ejemplos que sugieren caminos nunca explotados del todo como la memorable escena del discurso de Evita (Esther Goris) a los huelguistas ferroviarios en Eva Perón (1996), de Juan Carlos Desanzo, o la pintura de algunos dirigentes y activistas obreros tomados de la vida real como Antonio Soto (Luis Brandoni) y José Font (Federico Luppi), en La Patagonia rebelde (1974).

Fuente: La Nacion

Publicidad