27 de diciembre de 2010 09:50 AM
Imprimir

El PROSAP financiará tendidos eléctricos rurales

Se trata del fortalecimiento energético para Itatí, Itá Ibaté, San Miguel y Loreto. También la construcción de una planta de biomasa en Santa Rosa. Costarán unos US$21 millones.

El pasado miércoles 10 de noviembre la Cámara de Diputados convirtió en ley la autorización para que el Poder Ejecutivo tome hasta US$150 millones ($600 millones al cambio actual) en nuevos créditos a través del Programa de Servicios Agropecuarios Provinciales (PROSAP).
Se trata del préstamo más grande de la última década que la Provincia ahora pude tomar. Los fondos serán aportados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF); y los recursos serán utilizados para financiar “infraestructura productiva” solamente para seis sectores: forestal, ganadero, arrocero, hortícola, citrícola y turismo rural.
El Ministerio de Producción tiene listos tres proyectos de obras -para financiar con los fondos del PROSAP- que se ejecutarán en 2011, de las que se destacan los refuerzos en electrificación rural.
El titular de la cartera productiva, Jorge Vara, detalló a época los emprendimientos. El primero es el fortalecimiento de toda la electrificación rural, en la zona comprendida entre las localidades de Itá Ibaté y Loreto (al Norte).
La obra tiene el objetivo de “mejorar la calidad del servicio para la producción arrocera y forestal de la zona”, dijo Vara. Incluye además la reconversión de todos los sistemas de riego para arroz sobre la costa del Paraná, desde Itatí hasta San Miguel. Este emprendimiento sumaría una inversión aproximada de US$9 millones.
El segundo proyecto contempla la instalación de una fábrica de jugos para la zona citrícola de Monte Caseros y Mocoretá (Sur-Oeste de la Provincia). Incluye además el fortalecimiento energético para los sistemas de riego por goteo (fertirriego). En este caso la ejecución de las obras rondaría los US$4 millones (la fábrica) y US$2 millones las obras de electrificación rural.
El tercero y el más caro es una planta generadora de energía a partir de biomasa en el parque industrial de la localidad de Santa Rosa (en el centro de la provincia). “La idea es construir para que genere entre 6 a 10 megas. Como mínimo se consumirían US$9 a 10 millones si se construye de 6 megas”, comentó Vara a época.
En total, las obras energéticas tienen un valor de US$21 millones que consumirán del crédito del PROSAP (más US$4 de la fábrica de jugo), más unos US$5 millones que debería poner la Provincia como contraparte.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *