9 de junio de 2021 21:03 PM
Imprimir

AEBE impulsa nuevas estrategias para evitar presencia de plaga del banano en Ecuador

A mediados de abril, el hallazgo de Fusarium TR4 (plaga en los bananos) en Perú, puso en alerta a los países de Latinoamérica. Diversas naciones, entre ellos Ecuador, han impulsado nuevas medidas y estrategias para evitar el ingreso de la plaga. José Antonio Hidalgo, director ejecutivo de AEBE (Asociación de Exportadores del Banano del Ecuador) explicó a Portal Frutícola […]

A mediados de abril, el hallazgo de Fusarium TR4 (plaga en los bananos) en Perú, puso en alerta a los países de Latinoamérica.

Diversas naciones, entre ellos Ecuador, han impulsado nuevas medidas y estrategias para evitar el ingreso de la plaga.

José Antonio Hidalgo, director ejecutivo de AEBE (Asociación de Exportadores del Banano del Ecuador) explicó a Portal Frutícola las acciones realizadas y entregó detalles sobre la temporada 2021 de bananos y a los nuevos mercados que les gustaría llegar.

Consultado sobre la Fusarium Foc R4T, Hidalgo dijo que “es un tema que nos preocupa porque su presencia no solamente afectará al sector, sino que pondrá en peligro la estabilidad económica del país”.

“Se ha escrito bastante sobre el tema, pero aún no hay una solución eficaz y en este momento se depende mucho de la investigación y para ello se necesitan recursos económicos que por el momento son escasos”, indicó.

 “Además, no solamente es buscar una variedad resistente a este patógeno. Hace un poco más de medio siglo que el mundo come banano, variedad cavendish, y, por lo tanto, nueva variedad también debe cumplir con el requisito de ser comercialmente adaptable y de soportar muchos días de viaje”, agregó.

Respecto a las estrategias que han desarrollado, el experto comentó: “queremos mejorar los esquemas de seguridad para evitar la presencia de Fusaryum R4T en las fincas bananeras del Ecuador. La estrategia apunta a una cero tolerancia en lo que se refiere a incumplir los protocolos de seguridad y trabajar de manera coordinada entre Asociaciones, con centros de investigación nacional y extranjero y con el Gobierno de desarrollar una variedad resistente a este patógeno, y, por otra parte, que sea aceptada comercialmente”.

“En el plano comercial, una comunicación constante con nuestros clientes y una vez reducidos los peligros de pandemia, visitar los mercados. Además, también asegurar contenedores para embarcar ya que la oferta está limitada y dependemos de este elemento”, afirmó.

Para lograr la implementación de las acciones, AEBE cuenta con alianzas con Centros de Investigaciones como el CIBE de Ecuador, a través del Gobierno con los organismos sanitarios de los países integrantes de la Comunidad Andina de Naciones, con OIRSA y FAO.

“En el mes de mayo incorporamos a las Prefecturas Provinciales de Los Ríos, Guayas y El Oro, las tres provincias donde se concentra el 90 % de la producción”, enfatizó José Antonio Hidalgo.

Temporada 2021: La asociación proyecta exportar solo 199 millones de cajas

Ecuador se ubica como uno de los principales exportadores de bananos, sin embargo, la pandemia del Covid 19 generó una caída en la producción de la temporada 2021.

“La pandemia generó una reducción de la producción, debido a que en buena parte de las fincas no se dio el mantenimiento requerido por la ausencia laboral de trabajadores que se contagiaron, por las restricciones de movilidad, la falta de liquidez por la caída del precio de la caja de banano que redujo la compra de insumos y la caída de ceniza en el penúltimo mes del 20202, dijo José Antonio Hidalgo.

Lo anterior provocó, que, al término del primer semestre, AEBE espera culminar con 199 millones de cajas, 8 millones de cajas menos que el primer semestre de 2020, lo que representa un 4% menos.

Respecto a los cambios que tendrá están temporada respecto a la anterior, Hidalgo señaló: “Comenzamos la segunda mitad del año con temporada a la baja mientras nuestros vecinos Colombia y Costa Rica comienzan con temporada alta. También se espera que Colombia tenga un crecimiento de 6% en los embolses por hectárea, mientras Costa Rica un 3%”.

Análisis de mercados

Actualmente, Ecuador exporta principalmente a Europa y Rusia, país que acumulan más del 50% de los envíos de banano ecuatoriano.

Los mercados, de acuerdo con la entidad, que presentan crecimientos al término del primer semestre son EE. UU, Cono Sur y África.

Consultado sobre los nuevos mercados, que les gustaría llegar, José Antonio Hidalgo explicó que “a diferencia de otros países exportadores de banano, nuestro banano llega a todos los continentes y eso incluye países tan lejanos como China, Nueva Zelanda, pero hay un mercado en el que sí es necesario llegar de manera directa. Ese es Irán. Hasta el 2018, era un mercado que se proyectaba con buenas cifras de importación de banano ecuatoriano, pero debido a la coyuntura política internacional, las navieras decidieron no programar viajes directos a puertos iraníes. Ahora lo hacemos a través de Turquía y eso implica costos adicionales”.

Respecto al mercado de Estados Unidos, Hidalgo aseguró que “con base en los datos al primer trimestre del 2021 publicados por el USDA, la proyección a finales de este año sería de un volumen cercano a las 800 mil toneladas que llegaría a este mercado”.

“Lo importante de notar aquí es que la llegada de banano a este mercado se ha estancado en los últimos tres años en 4,2 millones de toneladas. Lo que sucede es que el Ecuador está cubriendo el déficit de banano por la situación ocurrida en Guatemala y Honduras, pero por las cuestiones geopolíticas, esta situación de incremento de envíos al mercado estadounidense no durará más allá de 18 meses, por el apoyo que brindará el gobierno de EE. UU., que brindará a esos países para evitar una mayor emigración de personas de esos países”, destacó.

En el caso de Europa, el director ejecutivo de AEBE indicó que “ante la falta de alternativas para reemplazar a las sustancias que se están prohibiendo, cruciales para luchar contra enfermedades tropicales como el Fusarium RT4 o la Sigatoka negra, los productores de banano nos enfrentamos a una subida substancial de los costos, ante unos precios impuestos por los supermercados europeos que no compensan nuestros esfuerzos”.

“La ola verde de la UE se va a extender y afectar en nuestras relaciones comerciales generando obstáculos a nuestras exportaciones de banano, tanto por parte de un mercado que se halla en situación de sobre certificación, como por parte de unos estándares cambiantes que no permiten la búsqueda de alternativas ni prevén un tiempo de adaptación para agricultores no europeos”.

“Por ello, consideramos que la UE no ha tenido en cuenta a sus grandes socios comerciales de otros continentes en el momento de legislar, y que debería realizar evaluaciones de impacto para poder adaptar sus Estrategias a nuestro contexto. En cualquier caso, nos estamos preparando y estamos seguros de que superaremos estas barreras”, aseveró.

“Sobre volúmenes a exportar durante este año, sobre la base de los datos de EUROSAT al primer trimestre del 2021, llegó una cantidad casi similar a igual período del 2020, y esto nos haría pensar que estaríamos en un volumen anual de 1,3 millones de toneladas que llegarían a ese mercado al finalizar el 2021”, planteó.

De acuerdo con José Antonio Hidalgo, “China es un caso especial para el banano ecuatoriano, Lamentablemente estamos perdiendo espacio. Según las cifras de la Aduana de China, entre enero y abril de este año, ha llegado menos de 100 mil toneladas de nuestro banano a ese mercado; es la cifra más baja desde 2019”.

“ Lo significativo es que ha llegado otros proveedores como Vietnam, Laos y Camboya han incrementado sus envíos, y la ventaja es que no tienen que embarcar la fruta en buques, sólo tienen que cruzar la frontera; con lo cual, el Ecuador de segundo proveedor en ese mercado en el 2019, ahora en el 2021 es el cuarto proveedor”.

“Dado la situación con el transporte y el valor del flete, es preliminar indicar un volumen, pero no sería extraño al final del 2021, la llegada de banano ecuatoriano sea menor a 300 mil toneladas”, indicó.

“Tenemos una desventaja competitiva con China y es por un factor arancelario. Nuestro banano debe pagar un arancel de 10% para entrar a ese mercado y los otros proveedores asiáticos no lo hacen por no tener acuerdos comerciales. Por lo tanto, la necesidad de un acuerdo comercial es fundamental, no solamente para el banano sino para toda la canasta de productos exportables. Ante esto si quisiéramos resaltar que para iniciar conversaciones en vías a un acuerdo ganar-ganar la clave es aprovechar las plataformas políticas que Ecuador ha venido construyendo con Pekín, como el haber firmado el proyecto global Una Franja, una Ruta, tener una relación estratégica integral, y la Cumbre China-Latinoamérica y el Caribe el próximo año”, enfatizó.

Publicidad