28 de diciembre de 2010 21:55 PM
Imprimir

Pilatus: Nuevo fungicida de Unicoop

PARAGUAY : La Central Nacional de Cooperativas (Unicoop) realizó el lanzamiento oficial de su producto Pilatus, elaborado por Tecnomyl. Es un fungicida recomendado para control de las enfermedades de fin de ciclo y de la Roya asiática en el cultivo de la soja. El mismo será comercializado por la Unicoop entre las entidades que forman parte del gremio. El evento se desarrolló el 17 de noviembre pasado, en la sede social de Copronar, en Naranjal, departamento de Alto Paraná.

La presentación técnica de Pilatus estuvo a cargo del ingeniero agrónomo Evandro Nascimento, técnico de Tecnomyl y responsable del desarrollo del producto. Durante su exposición mostró los buenos resultados que arrojaron las pruebas que realizaron en campo, en diferentes puntos de producción. Destacó que su formulación combina la estrobilurina más moderna del mercado con un triazol de alto poder residual. Afirmó que posee propiedades únicas y actúa en forma preventiva y curativa al mismo tiempo.
El nuevo defensivo de Unicoop.
En cuanto a la combinación de propiedades, mencionó el Azoxystrobin 20% y Cyproconazol 12%, una composición de ingredientes activos sistémicos para el control de las enfermedades. “El Azoxystrobin se ubica en la parte externa e interna de la planta, moviéndose de forma lenta por toda la hoja ofreciendo una larga recidualidad. El Cyproconazol se mueve rápidamente dentro de la hoja propiciando la actividad curativa y ampliando su residualidad”, explicó. Simona Cavazutti y Alfeu Campos.
Pilatus controla enfermedades como la Roya asiática, Tizón de la hoja, Mancha parda o marrón, Oídio, Tizón aéreo y Antracnosis. La dosis recomendada es de 250 cc por hectárea y un agregado de adherente especifico, según las recomendaciones del producto. “Este es el primer producto de Unicoop y ojalá sea una alianza que coseche sus frutos y presente muchos otros productos más”, expresó Alfeu Campos, gerente de marketing de Tecnomyl.

Por su parte, Simona Cavazutti, presidenta de la Central Nacional de Cooperativas (Unicoop) afirmó que comenzarán a distribuir el fungicida, mediante una parcería con Tecnomyl. “Es el primer producto, pero no el último. Estamos pensando en hacer una serie de productos agroquímicos para el uso de los socios de nuestras cooperativas. Creemos que es importante nuestra alianza con una empresa seria, a favor de los productores”, expresó.

Comentó que ya comercializaron un importante volumen de este producto. También que reciben los pedidos y que cuentan con suficiente disponibilidad para el abastecimiento del mercado. Explicó que en Unicoop cuenta con un departamento comercial, donde las cooperativas realizan sus pedidos para la distribución Pilatus. Edgar Esteche, responsable del área de reciclado de envases.
Reciclaje de envases vacíos de defensivos. El ingeniero agrónomo Edgar Esteche, responsable del área de reciclado de envases vacíos de los defensivos de Tecnomyl, aprovechó la ocasión para presentar el proyecto Sistema de Gestión de Envases Vacios (SigEV) de la empresa. Afirmó que Paraguay se rige por un marco legal y que se aplican en los países a través de sus Organismos Nacionales de Protección Fitosanitaria. También por el código de conducta de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) para la distribución y comercialización de plaguicidas.

En este sentido, destacó que el código internacional de conducta dice que los Estados y las empresas que distribuyen y comercializan agroquímicos son responsables de dar respuesta al pasivo ambiental que queda en el campo luego de su utilización.

Mencionó la Ley 294, de impacto ambiental de la Secretaria del Ambiente. La autoridad de aplicación de plaguicidas el Senave, que incorporó una ley más, que es la 3742/09, aprobada en diciembre del año pasado. En su capitulo 11, esta ley indica que “todas las empresas que distribuyen y comercializan agroquímicos deben disponer de un sistema de recolección y disposición final de envases vacíos. Y si no lo tienen pueden estar adheridas a un sistema”.

En cuanto a las etapas del sistema, el profesional resaltó que son las mismas que realiza el Instituto Nacional de Procesamiento de Envases Vacíos. Afirmó que mediante el proyecto de Tecnomyl buscan replicar el proceso en el país, que con mucho éxito se lleva a cabo en Brasil. La primera etapa, se inicia en el momento de la venta, donde el distribuidor informa al productor cuál es el punto de recolección de envases vacíos más cercano.

Luego de la utilización del producto, se recomienda realizar el triple lavado de los envases vacíos para que puedan ser reciclados y tengan menor impacto en el ambiente. Afirmó además que es importante que se realice la perforación del envase, para evitar la adulteración del producto.

Sugirió que el agricultor cuente con un depósito provisorio para el almacenamiento de los envases vacíos, para una mayor seguridad. Indicó que es responsabilidad del productor, acercar los envases vacíos hasta el punto de recolección más cercano. “El marco legal vigente, dice que la responsabilidad es de todos, desde el productor, distribuidor, comercializador, formulador, las industrias y el transporte, de estar acode indica la normativa nacional”, destacó.

Comentó también que dentro del sistema de colecta de los envases vacíos de sigEV se contempla la disponibilidad de vehículos especializados que realizarán recorridos para retirar los envases de los locales y puedan ser llevados al puesto de recolección más cercano. Edgar Esteche manifestó que en la actualidad disponen de la infraestructura necesaria de un centro de acopio, con funcionarios capacitados en el proceso de manejo de los envases. “Estamos poniendo a disposición de ustedes, de todas las cooperativas y de los productores la infraestructura necesaria, el sistema de recolección de envases con un centro de acopio listo para empezar a trabajar”, dijo.

Afirmó que el primer centro de acopio fue instalado en Santa Rita y tienen proyectos para seguir instalando otros seis centros de acopios más, en otros puntos del país. Entre las tareas que se desarrollarán en el lugar, resaltó la separación de los envases con triple lavado y sin triple lavado, por tipo de plástico, por colores, entre otros, para que puedan ser reutilizados. Los envases que no estén en condiciones tendrán una disposición final adecuada.

Luego de que los envases pasen el proceso de selección y prensado, serán remitidos mediante un sistema de transporte especializado a la Planta Industrial de Tecnomyl, en Villeta. En este local se encuentra planta de reciclaje, estratégicamente ubicada al lado de la planta de tratamiento de efluentes sólidos y líquidos.
Esta empresa también dispone de un horno incinerador para los productos químicos, donde serán enviados los materiales no aptos para el reciclaje. El responsable de este proyecto, agregó que es incluyente y participativo, con él buscan que todos sean conscientes del proceso que se está viviendo en el país. Con una fuerte apuesta a una producción cada vez más sustentable, para ser cada vez más competitivos

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *