29 de diciembre de 2010 09:46 AM
Imprimir

China investiga a EE.UU. por competencia desleal

Pekín - China lanzó ayer una investigación de competencia desleal de precios (antidumping) sobre los granos secos de destilería (DDG) de Estados Unidos, amenazando a un negocio que creció enormemente el último año.

Los DDG son un derivado de la producción de etanol y su comercio benefició a las fábricas estadounidenses de ese biocombustible y a los consumidores de carnes en China.

Estos granos encontraron un mercado muy bien dispuesto en China, donde la creciente demanda de carne impulsó un auge de la producción de forrajes que cada vez requiere más maíz y soja o DDG como su sustituto.

Los DDG pueden ofrecer la energía del maíz o las proteínas de la harina de soja y han atenuado las presiones sobre el estrecho suministro de maíz de China.

El país asiático se ha convertido en el mayor importador mundial de DDG, adquiriendo al resto del mundo 2,9 millones de toneladas en el período enero-noviembre, un 542 por ciento más que en el mismo período de 2009, de acuerdo con datos de la Administración General de Aduanas de China.

Casi todo el volumen comprado fue exportado desde Estados Unidos. El valor de las importaciones chinas, de u$s 695 millones en enero-noviembre, ha subido aún más rápido, con un alza del 650 por ciento. «La investigación está más relacionada con las averiguaciones estadounidenses antidumping sobre exportaciones chinas, que con los DDG. Perjudicará a China más, si le cuesta más importar», dijo un responsable del sector, que promociona las exportaciones de Estados Unidos.

Sostuvo que las importaciones de este año habían servido para aliviar el suministro de maíz de China, reemplazando 1,5 millones de toneladas de consumo del cereal, principalmente por parte de los procesadores de forrajes en el sur de China.

Un funcionario del Ministerio de Comercio dijo que si una conclusión inicial demuestra que hubo competencia desleal de precios, los proveedores deberán pagar garantías, o un arancel adicional a China antes de la conclusión final, que se anunciará dentro de un año.

Igualmente, los compradores chinos han reducido sus importaciones desde octubre luego de un aumento en el precio de los DDG de Estados Unidos, que está un 30 por ciento por encima de los valores domésticos, según dijeron operadores.

China cobra un impuesto a la importación de 5 por ciento sobre los DDG, y sus importaciones están libres de cupos.     Reuters

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *