29 de diciembre de 2010 13:45 PM
Imprimir

La carne, el Uruguay y el planeta

Está cerrando un año en el que el sector cárnico de nuestro país ha transcurrido por claroscuros de acentuados contrastes, pero que finaliza con un balance bastante auspicioso.

En este número abordamos temas ganaderos desde varios ángulos, pero estribamos en el Congreso Del Campo al Plato, recientemente realizado. En noviembre pasado tuvo lugar en las funcionales instalaciones del LATU la 6ª edición de dicho Congreso, organizado por el INAC, el INIA y el LATU, que se cumple puntualmente cada dos años, y se ha constituido en un hito insoslayable para la actualización y prospección de los temas cárnicos de nuestro país y del mundo. Veremos los puntos salientes de esa instancia, que tuvo un énfasis en los aspectos de sustentabilidad y preservación del ambiente en un entorno mundial que cambia aceleradamente. En cuanto a la actividad productiva local, el año finaliza a gran tren, con una faena abultada y valores altos en términos históricos para la carne y para el ganado. La amenaza de la sequía, que ya muestra sus dientes amarillos, exprime los campos y genera distorsiones en la producción y el mercado. No obstante, la situación no es la misma que hace dos años, cuando una sequía generalizada, aguda y extremadamente prolongada dejó tambaleante a todo el sector agropecuario, no sólo al ganadero, con secuelas que todavía se sufren. Ahora las empresas están más fuertes, los valores internacionales están en niveles superiores, y hay más experiencia y musculatu-ra para enfrentar los problemas que se presenten. Hay razones para el optimismo, pero no hay que descuidar los serios desafíos de la coyuntura. En este informe, no obstante, los temas elegidos apuntan más allá de los obstáculos inmediatos

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *