30 de diciembre de 2010 09:52 AM
Imprimir

Auguran boom de exportaciones de carne por las compras chinas

El cambio de hábitos alimenticios en el país asiático incentivará la producción mundial de cortes vacunos y porcinos, y catapultará los precios como sucedió con otras materias primas.

La participación de China en un mercado de materias primas puede enviar los precios a las nubes debido a los esfuerzos de los proveedores por satisfacer la demanda, y la carne vacuna y la de cerdo serían las próximas en recibir el impulso en el 2011.

La rápida expansión de la segunda mayor economía del mundo está haciendo que sea más difícil para Pekín lograr el equilibrio entre la oferta y demanda de muchas materias primas.

Un desajuste obliga a China a acudir a los mercados internacionales para llenar el vacío. El carbón, cobre y maíz ya han sentido el impacto de este creciente apetito en los últimos dos años. La carne vacuna podría ser la siguiente en la lista.

El país se está esforzando por seguir siendo autosuficiente en granos, por lo que buscaría desalentar sus importaciones de maíz para tomar ventaja de la creciente demanda por alimento para animales.

El ganado consume más alimento que los cerdos o pollos, lo que convierte a la producción de carne vacuna en una presión para los ajustados suministros de maíz y soja.

Legisladores chinos pueden haber decidido que es mejor comprar cortes bovinos que importar granos para alimentar al ganado.

"La demanda de carne vacuna de China está creciente, sostenidamente, aunque los inventarios de vacunos han estado bajando bastante", dijo a Reuters Wang Jimin, investigador del Instituto de Economía Agrícola de la Academia China de Ciencias Agrícolas.

"Los altos costos de la cría y las bajas ganancias de la cría llevaron a los agricultores a seleccionar vacunos", agregó.

Pekín está ajustando su política monetaria, aunque el augurio es que los mercados mundiales de materias primas están bien: China está prometiendo importar más en el 2011 y seguir desarrollando una economía más enfocada al consumo.

Un mayor potencial de boom de la demanda vino de la declaración del ministro de Comercio, Chen Deming, la semana pasada de que China necesita aumentar sus reservas de carne, azúcar y otras materias primas el próximo año.

Un reporte del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) en septiembre estimó que la producción de carne vacuna de China caerá en un 2% en el 2011 a 5,45 millones de toneladas, resultando en un aumento en las importaciones de un 20%, a 30.000 toneladas.

Seguirá el cerdo
Otro potencial ganador en la próxima salida de compras de China podría ser el cerdo, la principal carne en la dieta de la enorme población del país asiático.

"Un incremento en las importaciones de carne de cerdo podría aliviar la presión de la oferta de granos para alimento animal de China", dijo Wang.

"Si China importa varios millones de toneladas de cerdo, podría ayudar a ahorrar la importación de un millón de toneladas de soja. Cualquier cantidad significativa de importaciones tiene que calcular el impacto sobre el mercado mundial de carne", agregó.

China es un gran consumidor de cerdo, representando la mitad de la producción global de 101,5 millones de toneladas.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *