31 de diciembre de 2010 00:07 AM
Imprimir

La Comisión de Enlace criticó a los molineros,Domínguez y Garetto se reunieron en Córdoba

Los ruralistas dicen que la industria no paga el precio pleno

La guerra del trigo sumo ayer un nuevo capítulo. Esta vez es la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias la que criticó fuertemente a la industria molinera por una solicitada que la cámara del sector publicó para defender su posición respecto del precio que se le paga al productor.Sin embargo, en medio de la disputa surgió un dato positivo. Ayer, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires dio su estimación sobre la cosecha de trigo que se está levantando en estos momentos en las principales zonas cerealeras del país. La entidad estimó que la cosecha 2010/11 será de 14,5 millones de toneladas, un millón de toneladas más que la calculada hace una semana.La disputa entre productores e industriales y exportadores se debe a que los agricultores creen que están percibiendo un descuento de hasta 50 dólares por tonelada en el precio del cereal por la regulación que impone el Gobierno sobre las exportaciones.Anteayer la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM) dijo que las empresas del sector pagaban el FAS teórico (precio local, menos las retenciones) y le descontaban el flete. "Los molinos no son responsables por el precio que otros actores en el mercado de trigo paguen a los productores que los abastecen, que obedecen a la libre decisión de los mismos", dijo la entidad en un comunicado. Con esas palabras, los molineros aludieron a los acopiadores y a los cooperativistas.En respuesta a la solicitada, la Comisión de Enlace criticó a los exportadores, a la industria molinera y al Gobierno por la distorsión que padecen los productores."No es verdad que la industria molinera esté pagando el precio de trigo que corresponde, dado que en la pizarra y en las compras directas a productores, cooperativas y acopios se paga un 23% por debajo del FAS teórico", sostuvo la agrupación que reúne a la Sociedad Rural, a la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y la Federación Agraria Argentina (FAA).Según los ruralistas, el Gobierno "ha propiciado un sistema de comercialización clientelista, concentrador y corrupto que perjudica el desarrollo del país". Y recordaron que desde 2006 el pan aumentó un 140 por ciento, lo que dejó en evidencia que "los miles de millones de pesos que se gastan en subsidios a la industria molinera desde el gobierno nacional no han cumplido su objetivo de controlar los precios internos, y, una vez más, los perjudicados terminan siendo los productores y los consumidores finales".La Comisión de Enlace se reunirá el miércoles próximo para evaluar los próximos pasos. La Federación Agraria había propuesto un plan de acción con protestas frente a los puertos, plantas de acopio y puertos exportadores. El resto de las entidades no se pronunció sobre la iniciativa.Además, los ruralistas esperan ser recibidos por el ministro de Agricultura, Julián Domínguez.El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, mantiene contactos individuales con los dirigentes de la Comisión de Enlace. Ayer se reunió en Córdoba con el presidente de Coninagro, Carlos Garetto, durante la firma de un convenio para construir un parque cerealero agroindustrial de 40 hectáreas en la localidad de Leones para promover el cooperativismo. Domínguez firmó un convenio con el intendente de Leones, Fabián Francioni, y el ministro de Agricultura de Córdoba, Carlos Gutiérrez, para comenzar con el proyecto y anunciar un fondo rotatorio para pequeños productores.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *