12 de junio de 2021 10:17 AM
Imprimir

En país de la carne gana espacio la exportación de productos veganos y orgánicos

En el mundo crece vertiginosamente el comercio de productos orgánicos. Según datos de la Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica (Ifoam),162 países –incluida la Argentina- certificaron 37 millones de hectáreas en 2020, donde trabajan 1,8 millones de productores, que generan un negocio de unos US$ 62.800 millones anuales. A nivel local hay una oferta significativa de […]

En el mundo crece vertiginosamente el comercio de productos orgánicos. Según datos de la Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica (Ifoam),162 países –incluida la Argentina- certificaron 37 millones de hectáreas en 2020, donde trabajan 1,8 millones de productores, que generan un negocio de unos US$ 62.800 millones anuales. A nivel local hay una oferta significativa de productos de este tipo y se exportan más de 80 de origen vegetal que no cuentan con conservantes, aditivos artificiales u otros químicos.

Según datos oficiales, la Unión Europea es uno de los principales destinos de nuestros productos: en el año 2020 recibió el 46% del volumen exportado, unas 60.501 toneladas, de las cuales 2483 se destinaron a Italia.

El grupo exportador Organic Latin American de la Argentina cuenta que desarrollaron productores para atender la demanda, cuentan con nueve de arroz en Corrientes y Entre Ríos; cinco de girasol y ocho de trigo y cebada; además hacen legumbres (con la marca Going Natural) en Salta, Tucumán y Córdoba; sésamo y chía. “En el trabajo con los productores hacemos asociaciones, con aporte financiero y colaboramos en todos los trámites para la certificación de sustentabilidad ambiental”, describe Cristian Martínez.

La empresa llega a todo el mundo; vende a Estados Unidos (ese mercado representa casi la mitad del consumo de este tipo de productos), Canadá, Unión Europea, envían arroz a Japón, Vietnam, Hong Kong y Taiwan y negocian con China para “destrabar” el esquema de certificaciones ya que su norma no es compatible con ninguna otra. En Latinoamérica proveen a industrias de Brasil, Bolivia, Perú y Ecuador.

“Nacimos como exportadores, el 95% de nuestro mercado es el mundo –repasa Martínez-. Damos valor agregado a los cultivos y seguimos la tendencia del consumo ‘plant based’ que creció mucho. No es una moda, no es casua. Lo vegano, lo orgánico y lo sin TACC viene creciendo fuerte”. Considera que la Argentina todavía tiene mucho potencial para vender afuera aunque remarca que “juega en contra el cambio de reglas permanente y los costos muy altos. Son lastres”.

Publicidad