14 de junio de 2021 09:57 AM
Imprimir

La caída del stock ovino se amortiguará con un buen dato de señalada

Uruguay : El desafío hoy es darle mayor valor al stock actual y prepararse para las oportunidades que ofrecen los mercados. Hoy China impulsa al rubro a crecer.

El elevado nivel de faena de ovinos que hemos estado teniendo este año, tendrá impacto directo sobre el stock. Desde el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) se proyecta una caída de 2% para el presente ejercicio que cierra a fin de mes, por lo que quedará entre 6.100.000 y 6.200.000 cabezas. Buena parte de ese descenso se debe al incremento de la faena, impulsada por la demanda de carne ovina que llega desde China, tanto para el cordero, como para categorías de carcasas adultas.

El desafío a nivel de producción es cómo darle valor al stock actual y en eso, hay mucho por hacer, así como tecnología y genética para poder dar ese paso.

El presente ejercicio tendrá la particularidad que “la caída del stock ovino se amortiguará con un buen dato de señalada: estamos proyectando 70% a nivel nacional”, afirmó a El País Ing. Agr. Romeo Volonté, gerente del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL).

La institución realiza la proyección en base a un grupo de productores que tienen un seguimiento permanente y brindan información sobre sus decisiones empresariales, pero ese resultado, resulta difícil poder extrapolarlo a todo el país. Incluso depende mucho del año que le tocó vivir a la oveja y de las zonas. “No fue un año de mortandades importantes y al pasar raya, el stock bajará y va a ser el número de la serie histórica más bajo”, afirmó Volonté. El año pasado el stock ovino cerró en 6.337.000, pero 2017/18 había bajado a 6.334.000 cabezas. Se estima que la faena estará cercana a 1.250.000 reses.

Más allá de lo coyuntural, hay muchas oportunidades para crecer, en la medida que se vayan levantando las restricciones (sea abigeato, predadores o ataques de perros a la majada). “Creemos que las perspectivas tanto para lana, especialmente para las finas y para la carne, desde el punto de vista de los mercados, son muy buenas en cuanto a precio. Si podemos ayudar con acciones, como el levantamiento de las limitantes que hoy tiene el rubro y sabiendo que el que tiene corderos los va a poder colocar, el futuro del rubro es muy promisorio. Va a ser bien competitivo”, afirmó el gerente del SUL.

Existe mucha tecnología validada para poder dar un salto productivo y obtener más corderos.

Herramienta. Por otro lado, el Ing. Agr. José Ignacio Aguerre, técnico de la institución para Tacuarembó, afirmó que el rubro ovino tiene posibilidades de adopciones tecnológicas muy buenas. “El productor dispone de una cantidad de tecnología (probada) y variadas posibilidades genéticas. Eso significa que hay una opción genética de acuerdo con la opción empresarial de cada productor. Hay un camino a recorrer, hay tantas opciones genéticas y mejoras, que las principales razas en los últimos 20 años han logrado alcanzar un nivel alto”, detalló Aguerre.

En el caso de sistemas laneros, los doble propósito o los carniceros, hay muchos productores aplicando los paquetes tecnológicos que promueve el SUL y otras instituciones, logrando muy buenos resultados productivos.

Cambio. Para Aguerre, así como para otros técnicos del SUL, hoy el ánimo del productor es muy superior al que tenía a comienzos de 2021. Los que apuestan a las lanas finas están concretando muy buenos negocios.

“Hubo negocios por encima de US$ 8,50 por kilo y el precio máximo de la zafra fue US$ 12,46 por kilo”, recordó el técnico. No hay que olvidarse que la pandemia de Covid-19 todavía está a la vista y la lana fue muy golpeada en la comercialización. Es más, el daño sobre los precios fue similar al de 1991, cuando cayó el stock regulador en Australia y antes, habría que remitirse a la Segunda Guerra Mundial.
A su vez, los productores dedicados a las lanas medias, no tienen negocios con tanta fluidez como se dan en las lanas finas, pero se defienden con la carne, que es su principal ingreso.

“Todos los productores producen carne y en este sentido, se valorizó mucho el cordero y la colocación es muy fluida. También se ve más plantas trabajando en la faena, con niveles muy altos. Se diversificó la demanda por parte de la industria y los productores, al menos a lo largo de este año, recibieron mayor colocación y mejores precios”, dijo Aguerre. Ese es un cambio de escenario importante y una señal que el rubro viene esperando desde hace mucho tiempo. “La cadena de carne ovina se debe una colocación como la que está teniendo ahora pero durante todo el año”, reflexionó Aguerre. Hoy el precio del cordero está próximo a romper la barrera de US$ 4 por kilo y hay colocación fluida en todas las categorías.

Mirando para adelante, otro desafío es lograr tener en forma permanente, mayor volumen de carne ovina para exportar.

“Estoy seguro que los productores van a responder a una mayor demanda desde la industria frigorífica, eso va a entusiasmar a preparar más ovinos”, sostiene el técnico del SUL. Posibilidades de crecimiento hay muchas.

En la Encuesta Ganadera había más de 7.000 productores que tenían ovejas pero no en forma comercial. “Hay muchos sistemas que pueden transformarse en sistemas ovinos comerciales y provocar que haya una mayor oferta de carne ovina. Hay que buscar dar ánimo a esos productores, para que con estos precios de la carne y buena colocación, de lugar a que haya más oferta”, consideró Aguerre.

El mercado brasileño ya comenzó a reactivarse pero se está notando un faltante de oferta.

China. Uruguay pudo aprovechar los buenos precios de China, no solo para el cordero, sino para la carne ovina en general, pero sigue con faltante de oferta.

Los importadores chinos salieron a ponerle freno a los precios, porque no pueden aguantar el ritmo de suba. En caso del cordero, la tonelada de US$ 6.800 pasó a US$ 7.200 y posteriormente a US$ 7.400, pero ahora China salió a comprar a US$ 5.800 y como valor máximo US$ 6.100 por tonelada. Bajaron 27,58% el precio. La baja de valores, aunque en otro porcentaje, también afecta las carcasas de capones y ovejas. Este mercado demandó la mayor cantidad de carne ovina que pudo en Uruguay y otros países, pero no es la primera vez que baja abruptamente los precios cuando se le disparan.

Por otro lado, autoridades e importadores, tienen mayor expectativa con la producción interna de ovinos, donde algunas regiones como la provincia de Inner Mongolia, estará faenando su producción en julio y agosto, según publicó Faxcarne.

China fue el destino del 85% de las exportaciones de carne ovina uruguaya en lo que va del año. La faena de ovinos subió casi 2 mil cabezas la semana pasada, según los datos del INAC; Ingresaron a frigorífico 14.512 lanares. Por primera vez desde la última semana de febrero los corderos (7.069) fueron más que las ovejas (5.756) y ese es el efecto China. En el acumulado anual, la faena es alta.

“Estamos con un nivel de extracción que es casi el doble, en estos primeros seis meses del año, de lo que fue el año pasado”, reconoció Gustavo Basso, consignatario de ganado y director del Frigorífico Bamidal S. A..

En caso de Brasil, el otro gran mercado para el ovino, comenzó a reactivarse. Es un tradicional demandante de corderos pesados para el circuito gastronómico.

En ese sentido, el broker Jorge Dimu, que exporta carne al mercado brasileño desde hace varias décadas, confirmó a El País que “hay una reactivación lenta, pero ya comenzó a notarse”, aunque también denunció “un faltante de oferta para poder concretar los negocios”, producto de que China acapara todo el ovino que puede y la producción no se logra despegar en volumen.

A su vez, la industria frigorífica está jugada a contar con una buena oferta de corderos durante el segundo semestre del año, mientras enfrenta los meses de menor faena en el rubro.

“Observo un mercado firme para todo los productos que Uruguay genera vinculados a la alimentación. Estamos teniendo un muy buen momento y vamos a tener un segundo semestre mayor”, dijo el director de Frigorífico Bamidal S.A.. SUL, stock, ovinos, faena,

Majadas en buenas condiciones y preparando el fin de la gestación

A nivel país, las majadas están muy bien, según lo que manifiestan los técnicos del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), que asesoran establecimientos y están en constante transferencia de tecnología, con la bandera del ovino bien en alto.

Todavía los partos que se corresponden con las encarneradas (servicios) de fines del verano, comienzo o mitad del otoño, están lejos de empezar.

Hoy el productor debe prepararse para el último tercio de gestación de las ovejas, donde las ecografías para salvar mellizos y la apuesta a clasificar los vientres por estado corporal, asignándoles pasturas mejores a los que están en inferiores condiciones, es fundamental para asegurarse los corderos.

El productor la tiene clara, pero los técnicos dl SUL siempre recomiendan hacer una clasificación de los vientres gestantes, para que logren alcanzar el parto con una condición corporal de 3 o por encima de este número. Se deberán lotear las ovejas que muestren una condición corporal inferior a 3, para poder recuperarlas antes del parto, a través de la asignación de mejor comida.

No menos importante son las ecografías. “Estamos en épocas fundamentales desde lo técnico, de realizar la ecografía, que para encaneradas de 60 días, la regla es hacer la ecografía entre los 30 y 60 días de retirados los carneros”, recordó el Ing. Agr. José Ignacio Aguerre, técnico del SUL para Tacuarembó. Hoy se ven muchos productores haciendo ecografías, en algunos casos con resultados muy buenos, pero habrá que esperar hasta agosto para tener una idea de cómo viene la gestación en el ovino a nivel país. Esos datos son brindados en el Taller de Diagnóstico de Gestación en Ovinos que todos los años, impulsado por la Ing. Agr. Graciela Quintans y su equipo, realiza INIA.

El año pasado, esta herramienta que es apoyada por veterinarios y ecografistas que se dedican al rubro ovino, mostró una marcada disparidad en los resultados entre predios, entre zonas y departamentos, así como a nivel de establecimientos que aplicaron más manejo.

Seguramente, este año, vuelva a marcarse esa realidad.

Asimismo, entre las recomendaciones que impulsa el Secretariado Uruguayo de la Lana para este mes y el próximo, figura la necesidad de planificar la reserva de potreros para ovejas pre parto y también planificar los recursos forrajeros y de concentrados para pre parto y lactancia.

Los técnicos recomiendan destinar la mejor alimentación para las ovejas adultas preñadas con condición corporal menor a 3 y aquellas gestando mellizos. En cuanto a sanidad, el monitoreo de parasitosis gastrointestinales por conteo de huevos (Test de HPG) y la dosificación de los animales, si fuera necesario, son aspectos a no descuidar si se pretende lograr un resultado óptimo en el establecimiento.

Es mes de esquilas pre parto y hay varias máquinas de esquila que ya las están haciendo a lo largo y ancho de todo el país, pero esta vez, con la variante de que comenzaron a utilizar las ventajas que ofrece el Sistema Integral del Rubro Ovino (SIRO), herramienta que permite digitalizar todos los datos, georeferenciar lotes y generar información que, a la larga, contribuya a la trazabilidad de la lana. A partir de ahora, se pueden digitalizar los romaneos de estancia, que antes se hacían en una planilla a mano, se explicó desde el SUL.

Fuente: El Pais

Publicidad