15 de junio de 2021 10:44 AM
Imprimir

Empresas anticipan nuevas estrategias para combatir malezas

La última semana se realizó de manera virtual el Congreso de Malezas 2021. Especialistas del sector analizaron las claves para lograr el control de especies problemáticas y las distintas estrategias de uso de herbicidas.

La Asociación Argentina de Ciencias de las Malezas realizó un nuevo aporte en lo que se refiere a manejo de malezas, una problemática que atrae la atención de toda la comunidad técnica. Esta problemática se instaló en nuestro país y condiciona el rendimiento productivo. Un experto en la materia, el Ing. Agr. Juan Carlos Papa, de EEA INTA-Oliveros, destacó que estamos pasando por una situación crítica. “Hay que plantearse cómo llegamos a esta situación y la posibilidad de reducir la brecha entre lo que se pretende, lo que se necesita, lo que realmente hay disponible en materia de tecnología y lo que debería hacerse para ser exitoso en manejo de malezas”.

Para combatirlas, las empresas proponen nuevas soluciones. Jorge Morre, gerente de Investigación y Desarrollo para Cono Sur de FMC aseguró que “el problema se basa en la simplificación del manejo que existió durante muchos años, en los cuales el control de malezas era cuestión de una tecnología de insumos. Se creía que con un producto se solucionaba todo y eso no fue así, porque los procesos de selección natural pasan por encima de cualquier herramienta que se utilice en solitario por mucho tiempo”.

Así como una bacteria puede mutar y generar una resistencia a un antibiótico en humanos, en el agro las malezas tienen la capacidad de generar variantes y escapar a esas presiones de selección, que hace que sea necesario desarrollar no sólo estrategias basadas en una herramienta sino en una tecnología de procesos, donde se advierten rotaciones, cultivos específicos que compitan con las malezas y herramientas químicas.PUBLICIDAD  

En el caso de FMC, el aporte llega de la mano de un nuevo producto que estará presente en el mercado para la próxima campaña fina. Se trata de Azugro, una herramienta para control de ryegrass -una problemática histórica en los cereales de invierno- con un nuevo modo de acción: la propuesta es aplicar el producto en preemergencia pero con residualidad para evitar los nacimientos venideros. Según Morre, “no tiene resistencia cruzada, pero debe ser tomado como parte de una estrategia superior, con rotación de modos de acción y en conjunto con otros productos de distintas formulaciones”.

En general, la mayoría de los asesores e investigadores coinciden en que en el tema malezas, nadie se salva solo, excede a una determinada compañía y nos afecta a todos.

Andrés Abello, gerente técnico de Desarrollo Comercial de Herbicidas de Bayer destacó que para la campaña fina disponen de un producto muy probado en el mercado. Se trata de Hussar Plus, que se aplica en posemergencia para combatir malezas de hoja ancha y gramíneas. En cuanto a las novedades y buscando alternativas para combatir el avance de ryegrass, la compañía trabaja en un nuevo producto. “Se va a usar en preemergencia y esta basado en tres sitios de acción diferentes, con un amplio espectro de control para ryegrass y crucíferas, con muy buena residualidad. Abello confirmó que el producto ya esta en desarrollo precomercial en las regiones trigueras más importantes y estará disponible a corto plazo en Argentina y Uruguay.

Sin embargo, el éxito en el control de malezas tiene otros aspectos a considerar entre los cuales aparece la aplicación de los productos y ésta maniobra será determinante para lograr resultados satisfactorios. Juan Pablo Timpone, responsable global de Adyuvantes para Rizobacter resaltó que “mas del 70% del éxito de un tratamiento se juega en la aplicación y no tanto en los fitosanitarios”. Las aplicaciones para malezas se pueden realizar en barbecho o cuando el cultivo esta crecido pero siempre son determinantes las prescripciones de la receta agronómica.

En el primer escenario, Timpone destaca que es fundamental verificar la calidad del agua al preparar el caldo ya que “muchos de los productos que se aplican son herbicidas susceptibles de ser bloqueados por calcio y magnesio. También es importante armar premezclas de escala porque según el producto a utilizar se pueden requerir tensioactivos o aceites que vinculen las partículas de los fitosanitarios con el agua, para lograr estabilidad en el caldo formulado y que la aplicación sea uniforme en todo el lote”.

Lo cierto es que para combatir las malezas, es fundamental un manejo eficaz que implica el conocimiento del suelo y de la biología de las malezas porque los herbicidas son una herramienta más dentro de un sistema donde cada herramienta disponible debe ser usada de manera estratégica.

Publicidad