17 de junio de 2021 01:07 AM
Imprimir

A pesar del cese de exportaciones el precio de la carne siguió aumentando

“Entre un 8 y un 9 por ciento aumentaron los precios del novillo, lo que luego se trasladó a las carnicerías”, señaló en Radio Prensa Hugo Benejam, referente de la Cámara de Frigoríficos del Noroeste Argentino. El empresario remarcó que el gobierno erró el camino con esa decisión y pidió medidas de incentivo a la […]

“Entre un 8 y un 9 por ciento aumentaron los precios del novillo, lo que luego se trasladó a las carnicerías”, señaló en Radio Prensa Hugo Benejam, referente de la Cámara de Frigoríficos del Noroeste Argentino. El empresario remarcó que el gobierno erró el camino con esa decisión y pidió medidas de incentivo a la producción.

El plazo de 30 días que había fijado el Ejecutivo e impedía la exportación de carne -excepto las cuotas especiales- tenía como fecha de finalización el próximo domingo. Durante ese tiempo y tras intensas negociaciones se intentó “reordenar” el mercado ganadero, según lo manifestó el propio presidente Alberto Fernández cuando decidió llevar a adelante la prohibición temporal.

A pesar de las intenciones del gobierno, desde el sector frigorífico advierten que la medida no tuvo el efecto deseado, ya que el precio de la carne continuó en ascenso y pronostican que continuará subiendo “si no se ataca la raíz del problema”.

“Mi pronóstico se cumplió. Los precios no han bajado, quizás bajó el precio de la vaca que se exporta a China o la hacienda en pie, pero los demás rubros han subido. El precio del novillo subió entre un 5% y un 8%, lo que luego se trasladó en subas en las carnicerías”, señaló Benejam.

“Esto se soluciona con incentivos al consumo y a la producción. Se debe mejorar la producción y para eso se necesitan incentivos y no intervención estatal”, agregó.

El referente de la industria cárnica planteó que el gobierno debe dejar de intervenir con cupos de exportación, porque “puede ocurrir que los mercados extranjeros dejen de comprarnos”. “Un gobierno no puede decidir qué es lo que se exporta, no se puede decirle a los mercados extranjeros que le vamos a proveer la mitad de lo que consumen, porque no sabemos cómo pueden reaccionar, pueden buscar nuevos proveedores, que los hay y muchos en todo el mundo”, agregó.

Consultado sobre el posible acuerdo entre el Gobierno nacional y los frigoríficos exportadores para que en las próximas horas se flexibilice el impedimento que rige para la exportación de carne vacuna, consideró que “son parches a la economía sin atender el problema de fondo. La falta de ingresos y la inflación son los problemas que debe atender el gobierno. Si la inflación es del 40%, la carne va a aumentar un 40%. Y si los salarios no crecen en igual ritmo, habrá menos consumo y eso también impacta en el mercado y la producción”.

Fuente:

Publicidad