23 de junio de 2021 08:55 AM
Imprimir

Hay mejores preñeces en rodeos del norte uruguayo

Ganado de cría logró mejorar estado corporal, afirmó el IPA.

Pablo Antúnez

Los índices de preñez presentarán mejores resultados al norte del Río Negro y serán inferiores en el sur. No será un año bueno y menos comparando con el anterior, donde hubo récord en la producción de terneros. Por lo menos, así lo refleja el informe de situación del Instituto Plan Agropecuario (IPA) que abarca los últimos dos meses, tomando como base el 15 de abril y el 15 de junio del presente año.

La apreciación se basa en el comentario de técnicos y productores contactados por los extensionistas de la institución.

Los promedios a nivel país se conocerán el martes 29, en el marco del XIX Taller de Evaluación de los Diagnósticos de Gestación Vacuna, organizado, como todos los años, por la Dra. Graciela Quintans, integrante del equipo técnico de INIA Treinta y Tres.

En ese marco, un selecto equipo de veterinarios presenta los datos de sus diagnósticos y cuentan qué encontraron en las zonas y establecimientos donde desarrollan su actividad.

Mientras tanto, según el informe del IPA, el estado corporal del rodeo de cría -en general-, “ha mejorado como consecuencia de un avance favorable de las condiciones climáticas y por ende, de la respuesta de las pasturas. La condición corporal de los bovinos es buena y muy buena, guardando directa relación con la disponibilidad de forraje a lo largo del pasado otoño”.

En aquellos lugares donde el déficit hídrico fue marcado durante el pasado verano y en los predios que no se tomaron medidas de manejo a tiempo, “la condición corporal de los vacunos es menor a 4 (regular: carece de una cobertura grasa; aumento de musculatura en paletas y cuartos traseros)”. Hay que tener en cuenta que existe una elevada correlación entre la clasificación de condición corporal y el porcentaje de grasa corporal de una vaca”, según remarca el IPA.

Por otro lado, “el estado de la recría varía de acuerdo con el contexto mencionado, en aquellas zonas donde el déficit hídrico fue importante, los productores mencionan menores pesos y alta dispersión de los mismos”, detalla el informe. A su vez, en los sistemas de invernadas, “se han logrado buenas ganancias individuales y se capitalizan muy buenos precios de venta de los animales ya terminados”.

A nivel de pasturas, los campos repuntaron y por lo general, tienen más pasto, según el informe del IPA. El otoño fue superior al promedio histórico y su calidad “mejoró conforme mejoró el clima. Esta situación, comenzó a cambiar bajando su disponibilidad nuevamente ante las bajas temperaturas de esta época”. El relevamiento sobre la situación de rodeos y pasturas agrega que los mejoramientos extensivos presentan “muy buenos niveles de resiembra y comienzan a aportar forraje de buena calidad. Se destaca el desempeño del Lotus El Rincón”, agregó el relevamiento. Se considera que el aporte de forraje de las praderas convencionales ha sido bueno.

Fuente: El Pais

Publicidad