23 de junio de 2021 11:56 AM
Imprimir

Mercado de granos: volátil pero “con fundamentos alcistas”

Aunque la soja sigue por encima de los US$ 500 por tonelada, ha registrado importantes bajas en las últimas semanas

Enrique Erize, presidente de la consultora Nóvitas, sostuvo que el tema es complejo porque el mercado está con una elevada volatilidad. “Hay mucha incertidumbre”, dijo.

Según explicó, Estados Unidos está con problemas de stocks y eso es “el termómetro de los precios”. “Necesita tener una cosecha excelente. Si la cosecha fuera buena estos precios podrían convalidarse, si es mala vamos a volver para arriba más cerca de los US$ 600 que de los US$ 500”, dijo.

La baja de los últimos días puede explicarse por tres factores: la decisión de Estados Unidos de apreciar el dólar; el tema de los biocombustibles; y los pronósticos climáticos buenos para la zona núcleo americana. “Me parece que tenemos mucha volatilidad por delante”, afirmó.

Erize hizo hincapié en que lo que define los precios son los stocks de Estados Unidos. En ese sentido, sostuvo que va a cerrar la campaña con stocks “muy ajustados” en maíz (debajo de 10%) y en soja (2% o 3 % de reserva).

“Eso motivó la escalada de los precios. Si la cosecha es buena, es récord, el maíz quedará con 12% de reserva y la soja 3% o 4 %. Creo que tenemos otro año de precios buenos. La posibilidad de bajar de US$ 400 es absolutamente imposible; incluso debajo de US$ 500 es arriesgado. La situación en Estados Unidos es compleja. La demanda vino para quedarse. Estoy convencido que los fundamentos del mercado son alcistas. La pregunta del millón es si eso se corresponde con US$ 550, US$ 500 o US$ 450”, comentó.

Maíz. Erize se mostró optimista con la situación del maíz, porque hay motivos que afectan al mercado. El principal argumento fue que la demanda de los países asiáticos es creciente y sostenida porque han mejorado su estándar de vida y cambiado sus hábitos de consumo.

Fuente: El Pais

Publicidad