23 de junio de 2021 22:58 PM
Imprimir

Proponen que Paraguay levante gradualmente la vacunación contra la aftosa

En los últimos días, la Asociación Rural de Paraguay (ARP) publicó dos noticias vinculadas a la aftosa. Por un lado, sobre la exitosa campaña 2021 que ese país desarrolló en el proceso de vacunación, y por otro, el planteamiento en el sentido de un levantamiento gradual de la vacunación con Brasil como modelo.

Este mes Paraguay finalizó, oficialmente, el segundo período de vacunación contra la fiebre aftosa y la brucelosis en vacunos. La Fundación de Salud Animal (Fundassa) evaluó el desarrollo y proceso como exitoso. Paralelamente, el Dr. Hugo Idoyaga, presidente del Consejo de Delegados de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), opinó que ese país ha avanzado en su sistema sanitario y que debe prepararse para dar un paso más que sería el levantamiento gradual de la vacunación contra la fiebre aftosa, como lo está haciendo Brasil.

El Dr. Daniel Prieto Davey, presidente de Fundassa y vicepresidente de la ARP, expresó que la campaña fue exitosa y destacó la conciencia como el compromiso de los productores, el trabajo de todo el equipo de la Fundación, y el acompañamiento permanente del servicio veterinario oficial.

Los datos oficiales, aportados por el Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), indican que se vacunaron contra la aftosa 4.821.083 cabezas de vacunos correspondientes a las categorías terneros machos y hembras, pertenecientes a un total de 115.686 propietarios registrados.

Contra la brucelosis se inocularon 1.132.098 hembras de 16.398 propietarios.

Avanzar en el levantamiento graduar de la vacunación

Poco después, el expresidente del paraguayo Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) y presidente del Consejo de Delegados de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), Dr. Hugo Idoyaga, dijo que Paraguay se debe preparar para un levantamiento gradual de la vacunación contra la fiebre aftosa, como lo vienen haciendo países vecinos, especialmente Brasil.

También destacó que la importante evolución del sistema de control sanitario y de exportación de productos cárnicos que ha tenido el país, gracias a su transparencia y mucho formalismo.

En la última Sesión General de la OIE varios estados del Brasil fueron certificados como libres de fiebre aftosa sin vacunación. Para Idoyaga Brasil aparece ahora como un modelo a tener en cuenta.

Argumentó que Brasil, además de ser un canal de tránsito para productos paraguayos en circunstancias especiales, es sobre todo un importante destino para las exportaciones de productos cárnicos nacionales. Esta situación hace necesaria que Paraguay vaya preparándose para un levantamiento gradual de la vacunación y acceder al status de libre de aftosa sin vacunación.

De no considerarse esta posibilidad es altamente probable que se presenten dificultades para la internación y/o tránsito de animales y productos de origen animal; principalmente, si otros estados de Brasil, especialmente aquellos limítrofes, accedan al estatus de libre de aftosa sin vacunación, advirtió.

Así mismo, manifestó que Paraguay ya dio algunos pasos importantes en este aspecto, como por ejemplo la disminución de los periodos de vacunación y el retiro de una cepa de la vacuna. Sin embargo, expresó que la decisión de dejar de vacunar no significa solo el hecho de levantar la jeringa sino que hay aspectos muy importantes que deben ser considerados. “Asumir esta decisión va a significar necesariamente un cambio de paradigma tanto en el sector político, público y ganadero; y seguramente inversiones importantes por lo que hay que iniciar las discusiones al respecto”, enfatizó el presidente de la OIE.

El Dr. Hugo Idoyaga explicó que una de las debilidades del sistema sanitario paraguayo que ha recibido cuestionamientos de las auditorías internacionales es poseer un doble y hasta un triple estándar sanitario, que significa tener sistemas de certificación diferenciada para determinados mercados.

Paraguay tiene que apuntar a tener un solo estándar sanitario de certificación, lo que representa que tanto el consumidor nacional e internacional accedan productos originados bajo un mismo régimen de producción y de atención sanitaria e higiénicosanitaria, subrayó.

El modelo de Brasil

En mayo el Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento de Brasil informó que la OIE declaró a los estados brasileños de Paraná, Rio Grande do Sul, Acre, Rondônia y zonas de Amazonas y Mato Grosso como áreas libres de fiebre aftosa sin vacunación. Regiones que se suman a Santa Catarina, también en reconocidos en esa condición.

El área involucra 40 millones de cabezas de ganado (20% del total del rodeo brasileño) que no serán vacunadas, de esa forma se genera un ahorro de unos US$ 17 millones al año, pero lo más importante es que el vecino país logra la posibilidad de llegar a los mercados más exigentes.

Del área sin vacunación se encuentra el sur, limítrofe con Uruguay.

Publicidad