26 de junio de 2021 09:11 AM
Imprimir

Aumenta la demanda mundial de carne porcina y la Unión Europea lo aprovecha

Con más de 600.000 toneladas exportadas en marzo, el bloque continúa aumentando sus ventas hacia los mercados asiáticos.

En marzo de este año la Unión Europea logró colocar en los mercados internacionales 606.500 toneladas de carne porcina, lo que representa un aumento de casi el 30% en comparación al mismo mes de 2020.

Esta situación de aumento en las ventas al exterior del bloque europeo se sostiene sobre dos pilares. El primero de ellos es la progresiva vacunación contra el Covid-19 de la población mundial, donde poco a poco los países salen de situaciones de aislamientos que favorecen el consumo de estos alimentos fuera del hogar.

El segundo, y quizás el más crucial para el mercado, es la situación de China con la Peste Porcina Africana que llevó al gigante asiático a sacrificar casi el 50% de los 441 millones de porcinos que tenía a principios de 2019, y por ende, buscar fuera de sus fronteras la carne que tanto consume.

Esta situación llevó a que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estimara que China podría importar 26% más de carne de cerdo, algo que está sucediendo.

Rápidamente, Argentina aprovechó esa situación sanitaria, y a mediados de 2019 concretó su primera exportación de carne de cardo al mercado chino.

Volviendo a los datos actuales de la Unión Europea, las exportaciones de carne de cerdo fresca/congelada a China aumentaron en más de un 33 % hasta las 238.000 toneladas en marzo (casi el 40% de las ventas totales de la UE en dicho mes), mientras que las ventas a Filipinas fueron casi cinco veces superiores (20.200 toneladas).

¿Y la Argentina?

Desde el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación señalan que en los últimos 10 años la producción de nuestro país aumentó 135% y según el subsecretario de Ganadería, José María Romero, “su techo productivo es impensado sí consideramos la disponibilidad de materia prima, el estatus sanitario único en el mundo, el clima, el agua, las industrias asociadas y los saberes de nuestros productores”.

En cuanto a las exportaciones porcinas alcanzaron el año pasado los 62,12 millones de dólares, lo que representa un aumento del 74% respecto al 2019. En cambio, las importaciones cayeron un 30% hasta los 58,09 millones de dólares.

En volumen, nuestro país exportó 34.704 toneladas peso producto en 2020, un aumento del 65% con respecto al 2019.

Además, si se mira el consumo local, poco a poco junto a la carne aviar le fueron ganando lugar a la carne bovina, pensando en la demanda local de proteína animal.

“La carne de cerdo se ha posicionado como un excelente sustituto de la carne bovina y su consumo creció un 100% en la dieta de los argentinos, pasó de 8 kilos por habitante por año en 2010 a 16 kilos en 2020, especialmente como carne fresca, que ya ha superado a la consumida como embutidos o procesada”, destaca la cartera.

Fuente: Infocampo

Publicidad