28 de junio de 2021 11:01 AM
Imprimir

Nuevo cepo: reduce su actividad un frigorífico que inauguró Cristina Kirchner

Se trata de Forres Beltrán, ubicado en Santiago del Estero, dedicado a la exportación; posee 400 empleados y pertenece al mayor grupo de faena del país.

El frigorífico Forres-Beltrán, ubicado sobre la ruta nacional 34, a unos 20 kilómetros de la capital santiagueña, anunció que, como un impacto directo de la medida del gobierno nacional de cuotificar al 50% las exportaciones de carne vacuna y prohibir la venta al exterior de siete cortes, va a reducir en un 50% “la actividad de esta planta”, al tiempo que ya se ordenó el freno de distintas inversiones previstas para los próximos meses.

Esta planta, inaugurada por Cristina Kirchner en diciembre de 2009, es la única de las ocho del Grupo Beltrán que es para exportación. Grupo Beltrán es el mayor faenador de la Argentina. El año pasado faenó más de 600.000 cabezas. Puntualmente la planta en Santiago del Estero se ubicó en 170.089 cabezas vacunas.

La planta en esa provincia posee 16.000 metros cuadrados cubiertos y cámaras para almacenar más de 3900 medias reses. Por otra parte, la empresa tiene un feedlot para engordar por año 50.000 animales.

Ricardo Schiavoni, a cargo de la dirección del frigorífico en Santiago del Estero, aseguró que la medida dispuesta por el gobierno nacional “nos afecta muchísimo”, y que “no nos queda otra alternativa que reducir nuestra actividad en el mismo porcentaje de la prohibición de exportación que impuso el gobierno de manera desacertada”.

En declaraciones a El Liberal, indicó que “esta medida nos afecta muchísimo” y que a esto se le suma la prohibición de exportar cortes “que representan un 22% de la media res y que no se van a vender a China, pero tampoco se van a vender en el mercado interno porque es una vaca de descarte, que no se consume en el mercado interno”.

“Esta decisión afecta a todos los sectores de la economía argentina y no beneficia absolutamente a nadie”, precisó.

Situación laboral

En Forres Beltrán se desempeñan 400 empleados sobre 2000 en el grupo que, como se mencionó, tiene ocho plantas entre Córdoba, Catamarca y Santiago del Estero. La planta exportadora vende a China, Rusia, Canadá, Brasil y la Unión Europea, entre otros mercados.

La planta reducirá actividad y frenará inversiones
La planta reducirá actividad y frenará inversionesGentileza El Liberal

En principio no se verían reducidos los salarios de los empleados en Forres Beltrán, “al menos por el momento”, según dijo Schiavoni a El Liberal, pero sí se contempla la posibilidad de “adelantar vacaciones ante la reducción de actividad”. Insistió en remarcar que “el Gobierno comete un error al prohibir exportar lo que no se vende en el mercado interno”.

“Excepto lo que va a la Unión Europea, el resto es mercadería que no se consume en el país y esta medida no va a hacer bajar el precio del mercado interno”, además que “este perjuicio impacta en toda la cadena: desde el productor, el frigorífico, los empleos en forma indirecta, el transporte, es toda una cadena porque dejan de ingresar al país más de U$S100 millones mensuales”.

En relación a la carne que se exporta a China, sobre la cual rige el cepo al 50% impuesto por el gobierno nacional, remarcó que “es carne proveniente de vacas que ya cumplieron su ciclo reproductivo. Lo mismo pasa con la categoría de toros, no tiene posibilidad de venta en carnicerías y eso es lo que se prohíbe exportar hoy”.

El frigorífico Forres-Beltrán fue inaugurado en diciembre de 2009 por la entonces presidenta Cristina Kirchner y tuvo un sostenido crecimiento en cuanto a inversiones y niveles de exportación.

Cuando lo inauguró, la expresidenta de la Nación dijo en el acto: “Quiero contarles algo primero, cuando estábamos llegando en el helicóptero, como ya es de noche, se puede divisar el pueblo de Forres y también, se ve que cuando vieron el helicóptero comenzaron a lanzar fuegos artificiales, que se prolongaron luego con el ingreso a la planta”. Luego, entre otras palabras, agregó: “Y déjenme contarles, para los que no lo vieron, que no sé pero de los 6 mil habitantes que tiene Forres, creo que estaban todos en la calle esperándonos en el aeropuerto y en las calles y con mucha alegría”.

“Si uno tiene en cuenta que este frigorífico va a generar 400 puestos de trabajo, estamos hablando de un poco menos del 10 por ciento total de la población, para que ustedes tengan una idea”, remarcó en ese momento.

Según Schiavoni, el cepo impacta de lleno en el normal funcionamiento de la planta y es por eso que “ya se frenaron las inversiones que estaban previstas, como la ampliación de la capacidad de frio y de producción”.

Leonel Rodríguez

Fuente: La Nacion

Publicidad