28 de junio de 2021 11:48 AM
Imprimir

Desarrollan nanotecnologías para el agro

Investigadores de la Facultad de Agronomía de la UBA y del Conicet crearon nanopartículas metálicas que potencian la fijación biológica de nitrógeno y controlan enfermedades en semillas

Investigadores de la Facultad de Agronomía de la UBA (Fauba) y el Conicet crearon nanopartículas metálicas que potencian la fijación biológica de nitrógeno y controlan enfermedades en semillas, y desarrollan nanofertilizantes para cultivos intensivos y extensivos.

“La nanotecnología nos permite crear materiales que tienen un tamaño de entre 1 y 100 nanómetros y que, por lo tanto, son invisibles al ojo humano”, comentó Federico Spagnoletti, docente de la cátedra de Microbiología Agrícola (Fauba) e investigador del Laboratorio de Agro-Nanotecnología del instituto INBA (UBA-Conicet).

Según Spagnoletti, los nanomateriales se empezaron a aplicar en la agricultura hace menos de 15 años y que sus posibilidades generan grandes expectativas: “El ‘universo nano’ puede potenciar las tecnologías que ya se aplican en el sector”.

Por su parte, Romina Giacometti, investigadora y directora del Laboratorio de Agro-Nanotecnología, explicó que estudian el uso de la nanotecnología en el agro para aumentar los rendimientos de cultivos intensivos y extensivos.

“En el laboratorio desarrollamos nanopartículas de hierro que demostraron ser excelentes inductoras de la nodulación, un proceso mediado por rizobios -unas bacterias que fijan el nitrógeno de la atmósfera-, lo cual posibilita que el cultivo de soja incorpore más nitrógeno y tenga mejores rindes”, amplió.

Por otro lado, los investigadores profundizaron en el uso de la versión nano de los fertilizantes convencionales.

“De esta manera, se logra minimizar la cantidad de productos químicos y su frecuencia de aplicación. Y así se pueden reducir sus impactos ambientales y los costos de producción”, indicó Giacometti, citada por Sobre La Tierra (SLT-Fauba).

“También generamos nanopartículas de plata y de cobre, con las que logramos controlar diversos géneros bacterianos que enferman a las semillas de soja”, destacó Spagnoletti, para quien “debido a la escala en la que trabajamos, podemos transformar las propiedades de diferentes metales y plasmarlas en nuevos productos para el agro”.

Fuente:

Publicidad