30 de junio de 2021 19:06 PM
Imprimir

El campo mantiene una imagen positiva en el conurbano y en el interior de la provincia de Buenos Aires

Son datos publicados por la consultora Fuente Primaria. El relevamiento realizado en territorio bonaerense da por tierra aquellos preconceptos que aseguraban una imagen negativa del sector

Según una encuesta de la consultora Fuente Primaria, realizada entre el 9 y 12 del presente mes, en medio del conflicto por las restricciones a las exportaciones de carne vacuna y sobre 1300 casos en el conurbano y en el interior de la provincia de Buenos Aires, el 63% de los consultados aseguró tener una visión positiva del sector agropecuario. Estos resultados dan por tierra aquellos preconceptos que aseguraban una imagen negativa del sector, por lo menos, en la creencia general de determinados espacios políticos.

Por su parte, la imagen negativa para con el sector se ubicó en el 23%, mientras que no poseen una percepción formada sobre el mismo en el 14% de los encuestados. Ahora, la encuesta está segmentada en tres divisiones geográficas: primera y tercera sección electoral y el interior bonaerense. En esta última, se dieron los resultados más contundentes para el campo: 73% de imagen positiva, 23% de negativa y solo un 4% que no sabe/no contesta.

En las regiones más urbanas, como la primera sección que comprende el norte y parte del oeste del conurbano bonaerense, la imagen positiva alcanza un 64% y la negativa un 21%, mientras que el desconocimiento alcanza un 16%. En el caso de la tercera sección, integrada por los partidos del sur y parte del oeste del conurbano, la visión positiva va hasta el 57%, la negativa al 24% y el no sabe/no contesta al 19%.

Dividido por rango etario, el mayor porcentaje de imagen positiva se concentra en los encuestados de entre 16 a 29 años con un 67% de aprobación, mientras que la visión negativa más representativa se encuentra en las persona con 50 años o más, con una participación del 28%.

En diálogo con Infobae, el director de la consultora, Tomás Lanusse, explicó respecto a la buena imagen del campo que en la encuesta, junto a otros estudios: “Hemos visto que respecto al sector agropecuario las personas se dan cuenta o ven que es una fuente de ingresos para el país muy importante y muchas veces la ruralidad está bien vista al margen de las cuestiones política que se mezclan y son tapa de diarios, pero que no reflejan la idiosincrasia que tienen los sectores urbanos sobre el campo”.

Para Lanusse, “es posible que los resultados sean mejores de los esperados, tanto por los involucrados en el sector agropecuario como de los que son ajenos al mismo. Pero las encuestas se hacen para poner blanco sobre negro y sacar conclusiones objetivas. No siempre las encuestas respaldan los preconceptos instalados en la sociedad. Y si los corroborasen, al menos podemos distinguir cuánto pesan en el conjunto de la sociedad”.

Política

Por otra parte, la encuesta determina que la imagen positiva del campo es mayor a la del presidente Alberto Fernández y del gobernador Axel Kicillof. Según el relevamiento, el primer mandatario cuenta con una imagen negativa del 62%, mientras que la del gobernador provincial escala hasta el 63%.

“La imagen positiva del sector agropecuario y la caída en la aceptación del gobierno nacional requiere un análisis profundo de la clase dirigentes en su conjunto. Bajar la inflación o mejor dicho, recuperar el valor de la moneda, es un trabajo que puede llevar mucho tiempo y sobre todo requiere un consenso político, empresarial y social de gran escala”, señaló el consultor.

Otro dato interesante que arroja la encuesta es la imagen del sector de los votantes de los candidatos presidenciales de 2019. Por ejemplo, el 47% de los votantes de Fernández tiene una mirada negativa respecto al campo, mientras que un 37% lo ve con buenos ojos. Estos números son la antítesis de los votantes del ex presidente Mauricio Macri. El 88% de ellos tiene una imagen positiva y solo el 5% negativa sobre el campo.

Según Lanusse, este fenómeno se explica de dos maneras: en primer lugar “desde el conflicto generado por la resolución 125, el kirchnerismo eligió al ‘campo’ como el enemigo del ‘pueblo’. Para el núcleo duro del kirchnerismo el sector agropecuario solo persigue la acumulación de riqueza en perjuicio del resto de la población. Sin embargo hay que señalar que el 37% de los votantes de Fernández tienen buena imagen del sector agropecuario en términos generales”.

En cuanto a los votantes de Macri, explicó que “tanto Cambiemos, como ahora Juntos por el Cambio, optaron por buscar el ‘voto del campo’ o del ‘interior’ desde el conflicto por la 125. Uno de los aspectos a tener en cuenta es que el aumento de los impuestos son considerados por el sector agropecuario como un impedimento para su desarrollo. Y unas de las propuestas principales en la campaña de 2015 de Macri era bajar los derechos de importación en pos de mejorar las exportaciones del sector agropecuario. Para Juntos por el Cambio el campo es un aliado del país, para el Frente de Todos el campo solo busca rédito propio”.

Fuente: Infobae

Publicidad