2 de julio de 2021 12:09 PM
Imprimir

Carne: exportadores advierten por caída de actividad en los frigoríficos

La reapertura parcial de las exportaciones impactó de lleno en las plantas exportadoras, que empezaron a reducir su nivel de trabajo y analizan los pasos a seguir. Los má afectados son quienes solo exportan a China.

La industria frigorífica exportadora de carne vacuna advirtió sobre un freno en la actividad, con plantas que empezaron a mermar su nivel de faena y dudas sobre el destino de contenedores que estaban aprobados para su despacho. Tras conocerse la Resolución 408/2021 del Gobierno nacional, los empresarios analizan cual será el destino de esta mercadería. Según cálculos de los exportadores, la decisión de las autoridades afecta a un volumen de 15.000 toneladas de carne.

 “Estamos muy complicados, porque las plantas están preparadas para trabajar a máximo volumen”, reconoció a BAE Negocios el director de negocios de un frigorífico que exporta vaca a China y también participa de cuotas. El directivo reconoció que en líneas generales, los exportadores “están pensando cómo seguir, como ajustar stocks  y ver que negocios son los que van a atender”.

Los directivos de las plantas frigoríficas se preparan para un nuevo panorama y si bien no se conocen –al menos por ahora- despidos, el freno al ritmo de trabajo empieza a ser una realidad palpable. Uno de los establecimientos líderes de Argentina en ventas al exterior redujo la despostada en el turno nocturno. “Vamos a tratar de mantener el trabajo”, reconoció el gerente de la planta.

Los directivos consultados por este medio coincidieron en que la reapertura parcial de exportaciones pone en riesgo la continuidad de muchas empresas, sobre todo en aquellos casos en donde no se diversificaron destinos y se jugaron todas las fichas a China. Además, remarcaron que en breve empezarán a presentarse inconvenientes y demoras en las cadenas de pago del negocio.

El corto plazo de la actividad deja algunas preguntas sin resolver, vinculadas sobre todo a la carne que estaba a punto de exportarse. La Cámara de Frigoríficos de La Provincia de Santa Fe (Cafrisa) calculó que por esta decisión se encuentran afectadas unas 15.000 toneladas,  de las cuales 5.000 se encuentran en contenedores y el resto en las cámaras de los establecimientos.

En declaraciones a Canal Rural, el gerente de la entidad, Sebastián Bendayán, admitió que “hay faenas paradas y revisión de contenedores; había declaraciones juradas autorizadas y hay marcha atrás sobre esta situación”. El directivo remarcó que en el caso de la mercadería congelada, de alguna manera se puede ensamblar para otros envíos, pero en el caso de carne enfriada, es difícil destinarla al mercado interno.

Las entidades privadas empezaron a calcular cual será el perjuicio económico para la exportación, para una actividad que en 2020 despachó 900.000 toneladas y generó divisas por 3.000 millones de dólares. De acuerdo al Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva), las ventas externas caerán entre 30% y 35% y por mes se perderán 100 millones de dólares. El instituto también remarcó que el nivel de faena caerá en unas 100.000 cabezas mensuales, con el consiguiente impacto en la mano de obra de los frigoríficos exportadores.

Fuente: BAE

Publicidad