8 de julio de 2021 09:58 AM
Imprimir

Expectativa por una posible liberación de la exportación de la carne con destino a China

La industria exportadora fue consultada sobre el fin de las trabas para el producto de una vaca que no tiene consumo local masivo y está dentro del cupo del 50% que permite vender el Gobierno; también se flexibilizarían ventas a Israel

En medio del cepo a la exportación de carne vacuna, que tiene un cupo del 50%, hay expectativas en la industria frigorífica sobre la posibilidad de que el Gobierno flexibilice las trabas para las ventas al exterior. En rigor, según pudo saber LA NACION, el sector exportador fue consultado por un equipo técnico del Gobierno respecto de una eventual liberación de los embarques de carne de vaca a China, hoy comprendidas en el cupo del 50%. Además, hay optimismo sobre las chances de que las exportaciones de carne kosher a Israel, también con igual porcentaje de límite, no tengan esa restricción. Fuentes empresarias explicaron que con ambas medidas podría subir a entre 85 y 90% el volumen a exportar.

Estas novedades se conocena dos días de la convocatoria multisectorial en la localidad bonaerense de San Nicolás donde uno de los ejes que la impulsó, entre otros, fue el cepo a la exportación de carne vacuna. En ese acto estarán las entidades de la Mesa de Enlace.

“Fuimos consultados por un equipo técnico y por supuesto estamos de acuerdo con se libere para China”, señaló un empresario. Vale recordar que China es el mayor comprador de carne de la Argentina, básicamente de carne de una vaca casi de descarte sin consumo local masivo. En los primeros cinco meses de 2021 el país le vendió a China 197.009 toneladas peso producto, lo cual representó el 77,5% de las ventas argentinas. En tanto, a Israel, el tercer mercado en volumen para la Argentina, se colocaron 12.900 toneladas peso producto, el 5,1% del total.

Según pudo saber LA NACION, las categorías de vacas que se liberarían en su totalidad serían de la C a la F, que son para conserva y manufactura y su carne se vende a China, en tanto la A y la B, que tienen una tipificación de excelente a muy buena, quedarían para consumo interno. También estaría fuera de la restricción la categoría toro.

Vale recordar que tanto la cuota Hilton de carne con ganado criado a pasto para Europa y la 481 con hacienda terminada en engorde a corral también para el bloque europeo, además de la cuota de 20.000 toneladas a Estados Unidos, no fueron alcanzadas por el cepo a las exportaciones.

Fuentes consultadas dijeron que, en medio del descontento de los productores, que hablaron con los gobiernos provinciales, fueron los mismos funcionarios de Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y La Pampa quienes ayudaron a lograr lo que podría concretarse como una flexibilización del cepo.

De hecho, ayer en Rosario, los ministros de Agricultura de esas jurisdicciones se reunieron con el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, donde le reiteraron el perjuicio que genera en sus regiones el cepo a la exportación. “Le trasladamos la postura de nuestros gobiernos y le dijimos nuevamente que el cierre de las exportaciones no suma al sector ganadero”, señaló una fuente al tanto de la negociación.

Por otra parte, la industria frigorífica aguarda que las autoridades implementen la liberación del 100% de la carne kosher a Israel. En este sentido, en la embajada de ese país explicaron que la embajadora Galit Ronen estuvo en comunicación con funcionarios del Poder Ejecutivo “en miras de encontrar una solución a esta problemática”.

“Nuestra embajadora tiene entendido que será en el corto plazo, pero no tenemos precisiones”, indicaron desde la representación diplomática. Vale recordar que hace unas semanas Ronen criticó el cepo a las exportaciones. “Si la Argentina no nos va a vender carne de forma regular, vamos a buscar otros lugares. No puede ser que cada vez que se le da la gana, Israel se va a quedar sin carne”, dijo en ese momento la embajadora.

Por otro lado, empresarios de la industria exportadora contaron que en los últimos días fueron recibidos por Luciano Zarich, director nacional de Control Comercial Agropecuario del Ministerio de Agricultura para “analizar caso por caso” la situación de los frigoríficos “para mejorar su cupo”.

De concretarse una mayor exportación a China y a Israel, en la industria explicaron que se “llevaría la exportación a entre un 85% y un 90% del total antes del cepo”.

Si siguieran las trabas, según cálculos de expertos en 2021 la exportación sería solo de 620.000 toneladas res con hueso, un 31% por debajo de 2020. Eso ocasionaría una pérdida de US$556 millones por reducción de las exportaciones y de 50 millones de dólares por derechos de exportación no cobrados.

Mariana Reinke

Fuente:

Publicidad