13 de julio de 2021 18:14 PM
Imprimir

La EMA anuncia una estrategia sobre Big Data en veterinaria en la Unión Europea

Los expertos de la EMA reconocen que el Big Data en veterinaria ya está sucediendo y los reguladores deben estar preparados para explotar los beneficios y gestionar los desafíos que traerán las tecnologías digitales avanzadas.

El Big Data también es una realidad en veterinaria. Los reguladores deben estar preparados para cosechar los beneficios y gestionar el desafío de las tecnologías digitales. Esto fue apoyado por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), que anuncia una estrategia propuesta sobre Big Data veterinario en la Unión Europea. Desde la telemedicina hasta la reproducción de precisión, “la información digital requiere gobernanza, experiencia y conciencia”.

Las conclusiones del primer foro europeo sobre Big Data en veterinaria organizado en junio por la EMA recogen que las tecnologías digitales repercuten en las actividades de las autoridades reguladoras, en la aplicación de las normas sobre medicamentos veterinarios, en el desarrollo de la telemedicina y la cría de precisión.

El evento fue todo un éxito con una alta participación con una media de 300 a 350 asistentes. El foro ofreció una oportunidad para involucrar y expresar las opiniones de las partes interesadas ampliando el actual conocimiento y comprensión de las soluciones, desafíos y oportunidades relacionados con el uso de Big Data en el ámbito de la reglamentación veterinaria.

Según la EMA, el Big Data ya es una realidad y debe organizarse dentro de una estrategia europea (EU Veterinary Big Data Strategy) que maximice los costes-beneficios de su uso. También hay territorios inexplorados en lo que respecta a la recopilación e intercambio de datos sobre salud animal, así como una gran cantidad de datos disponibles para Europa pero que no se procesan adecuadamente. Este es el caso de la resistencia a los antimicrobianos que a lo largo de los años ha producido una enorme cantidad de información cuyos aspectos como la propiedad, la gobernanza y el acceso no han sido completamente investigados.

“Ya se dispone de un gran volumen de datos sobre el uso de antimicrobianos y la resistencia a los antimicrobianos y la cantidad de datos sobre bioseguridad está aumentando. Los aspectos relacionados con la propiedad y la disponibilidad de los datos deben resolverse y la práctica de los datos abiertos debería convertirse en el estándar”, recomiendan los expertos de la EMA.

Por otra parte, reconoce que las sinergias entre los sectores humano y veterinario son beneficiosas, pero sus respectivas metodologías y procesos requieren un análisis sectorial específico.

Respecto a la farmacovigilancia veterinaria, está prevista la organización de un taller específico para evaluar el uso de sistemas (como Eudravigilance Vet) como parte de la implementación del reglamento veterinario en 2022.

En 2022 se celebrará un segundo foro dedicado a Big Data, involucrará a todas las partes interesadas de las tecnologías digitales aplicadas a la medicina veterinaria y las autoridades nacionales competentes. El objetivo es investigar el impacto de la informatización en las actividades regulatorias para hacerlas más simples, más eficientes y menos costosas. Esto hará necesario adoptar un plan de formación y cooperación que permita la armonización de competencias y el intercambio de las mejores experiencias a nivel internacional. 

Publicidad