14 de julio de 2021 13:00 PM
Imprimir

Ingreso de divisas del agro acumula u$s1.200 millones en julio

Mientras en el mercado internacional los commodities del agro muestran una alta volatilidad, localmente los productores ya vendieron el 56% de la cosecha total estimada en 43,5 millones de toneladas y los agroexportadores, en lo que va de julio, ingresaron al mercado de cambios poco más de u$s1.200 millones, volumen de divisas poco habitual para […]

Mientras en el mercado internacional los commodities del agro muestran una alta volatilidad, localmente los productores ya vendieron el 56% de la cosecha total estimada en 43,5 millones de toneladas y los agroexportadores, en lo que va de julio, ingresaron al mercado de cambios poco más de u$s1.200 millones, volumen de divisas poco habitual para esta época del año teniendo en cuenta las cuestiones estacionales propias de la campaña.

El panorama, en cuanto al ingreso de dólares del campo, todavía está lejos de tocar los mínimos pronosticados por algunos analistas. En rigor de la verdad, se espera que haya una retracción en la liquidación de divisas del agro porque justamente la cosecha de soja ya llegó a su fin y el grueso de las ventas por parte de los productores ya se habría ejecutado. En este contexto, durante las dos primeras semanas del mes en curso no hubo una drástica caída en el ingreso de dólares del campo.

En este marco, desde la consultora Equilibria proyectan: “La serie elaborada por CIARA-CEC muestra que la liquidación en el segundo semestre suele estar en promedio 9% por debajo de la primera mitad del año. Si este comportamiento se repitiese habría que esperar liquidaciones cercanas a los u$s15.200 millones en los últimos seis meses, acumulando u$s31.800 millones en 2021, muy por encima del récord de 2011 (u$s25.000 millones)”.

En tanto, desde la consultora económica resaltan: “Aspirar al máximo sólo sería posible si las cerealeras salen a comprar -ofreciendo precios atractivos a productores- la producción acumulada, pero para que ello suceda el Ejecutivo debería otorgarles incentivos para exportar”.

Así es que las ventas por parte de los productores tendrán mucho que ver respecto a cómo sigue el ingreso de divisas del campo, pero también con los precios. Respecto al primer punto, durante la primera semana de julio los agricultores locales vendieron alrededor de 830.000 toneladas, que en la práctica representa un buen volumen para esta época del año.

Al mismo tiempo, según las estadísticas oficiales, hasta la fecha se han registrado ventas de maíz, del ciclo 2020/21, por un total de 32,7 millones de toneladas, cerca de 2,3 millones de toneladas más que los registrados a la misma fecha en la campaña previa.

En cuanto a los incentivos que deberían tener los productores para vender su campaña, además de buenos precios internacionales, están relacionadas estrictamente con lo económico. Despejar fantasmas de una posible devaluación poselecciones y controlar la brecha entre el tipo de cambio oficial y los paralelos, serán algunos de los desafíos que tendrá por delante el Gobierno.

Por otra parte, las miradas también están concentradas en lo que sucede en el mercado internacional. Algunos analistas proyectan el inicio de un ciclo bajista para las cotizaciones internacionales, lo que podría acelerar en este tramo del año algunas decisiones de venta de los productores agrícolas, pero por el momento todo está por verse.

Por lo pronto, ayer en el mercado de Chicago la soja terminó con una leve suba para concluir la jornada en u$s519,83 para la posición agosto. De esta manera la oleaginosa continua cotizando a valores 40% superiores que un año atrás.

Fuente: ambito.com

Publicidad