14 de julio de 2021 10:47 AM
Imprimir

La carne vacuna sube 81,53% interanual y 40,7% en 2021

Si bien se vienen registrando bajas en los precios en el Mercado de Liniers tras el cepo ganadero, los números de junio continúan verificando renovados aumentos en el segmento minorista.

Los precios de los alimentos continúan al alza y los más afectados son los sectores que perciben ingresos bajos y fijos, ya que dedican un porcentaje importante de los mismos a comprar bienes de primera necesidad y deben ajustar sus pautas de consumo. Mientras tanto, el Gobierno viene aplicando diferentes medidas sectoriales, como en el caso de la carne, que en los últimos meses tuvo aumentos muy por encima del promedio general.

El Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci), en base a un relevamiento mensual a comercios de cercanía en 20 distritos del conurbano bonaerense, detectó que en el último año los cortes de carne de mayor consumo popular se incrementaron, en promedio, 81,53%. Además, ese rubro acumuló una suba de 40,7% entre enero y junio de este año.

La entidad precisó en su informe que los precios de los alimentos de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) tuvieron en junio pasado una suba promedio de 3%, “manteniendo inalterado el ritmo que muestran estos productos desde la segunda mitad de 2020”. En esta oportunidad, igual que en mayo, el rubro de frutas y verduras acusó un descenso (-3,45%) mientras que las carnes se incrementaron 3,41% y los productos de almacén tuvieron el mayor salto: 5,19%.

En los primeros seis meses de 2021 estos alimentos básicos aumentaron 26%, y desde junio del año anterior el incremento fue del 53,61%. Así, la CBA pasó de valer $17.905 en junio de 2020 a $27.504 en el sexto mes de 2021.

Como viene sucediendo desde hace varios meses, el rubro carnes encabeza cómodamente los aumentos, con 40,70% en el acumulado del primer semestre; seguido por el almacén (25,20%), y verdulería (2,54%). Si consideramos la evolución interanual, el rubro almacén subió 43,13%, las frutas y verduras 33,72% y las carnes alcanzaron el récord de 81,53%. “Claramente la carne bovina sigue siendo el motor de los incrementos de la CBA”, aseguró Isepci.

¿Por qué aumenta la carne?

Para Isepci, el aumento de los precios de carne vacuna en el mercado interno está directamente relacionado con la mayor exportación. “A partir de 2017, las exportaciones argentinas de carne vacuna crecieron en forma continua, triplicando su volumen anual desde 313.000 toneladas (base res con hueso) a 903.000 toneladas en 2020. Eso alteró una tendencia estable que habían experimentado en la primera parte de la década, con un volumen promedio anual del orden de las 200.000 toneladas”, señalaron.

Según destacaron, la principal causa de este cambio de tendencia fue la irrupción de crecientes compras desde China, que no sólo llevaron a que ese país se constituya en el principal destino de las exportaciones argentinas, sino que además la importancia de su participación explica más del 95% del incremento observado en los volúmenes exportados entre 2017-2020.

“El aumento de la producción interna de carne entre 2017-2020 abasteció sólo el 50% del incremento en las exportaciones, trasladándose el resto hacia un menor consumo interno vía mayores precios”, detalló Isepci.

La carne vacuna sube 81,53% interanual y 40,7% en 2021

¿Sirven las medidas del Gobierno?

Desde hace varios meses, el Gobierno intenta con diferentes medidas detener o, por lo menos moderar, la escalada de los aumentos de la carne vacuna. Desde la fijación de precios máximos de referencia para un grupo de cortes populares, hasta el cierre temporario de las exportaciones; pasando por acuerdos con frigoríficos y cadenas de supermercados, fueron algunas de las iniciativas ensayadas. “No obstante, por ahora, ninguna ha dado resultados palpables en los mostradores de las carnicerías”, objetó la entidad en su trabajo.

Al finalizar el período de cierre de las exportaciones, los funcionarios anunciaron un nuevo régimen que permite abrir parcialmente las exportaciones al 50%, mientras continúan los precios máximos para los cortes populares y se renovaron acuerdos con frigoríficos y cadenas de supermercados. “En las últimas semanas se vienen dando bajas en los precios en el mercado de venta de ganado en pie de Liniers, la principal referencia nacional, cuyos valores tradicionalmente se trasladan más o menos rápidamente a las carnicerías”, comentó Isepci.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, dijo en estos días que el Gobierno espera que se consolide una tendencia de bajas en los precios al mostrador.

Sin embargo, los números de junio no están demostrando que esa aseveración se haga realidad. “Es que los problemas estructurales no están solo en la cadena de producción. También se encuentran en las de comercialización, que desde hace décadas presentan un permanente proceso de concentración, que dificultan los intentos del estado para intervenir con medidas que protejan el consumo básico de las familias”, agregó la entidad.

Los alimentos que más subieron

Por último, el informe de Isepci detalló cuáles fueron, por rubro, los alimentos que más se incrementaron en los últimos 12 meses. En el caso de almacén, el litro de aceite mezcla pasó de valer $95 en junio de 2020 a $170 en el mismo mes de este año (78,95%). En segundo lugar quedó el queso cuartirolo que pasó de $350 a $550 (+57,14%), seguido por el yogur firme (50%), el medio kilo de yerba (+50%) y el kilo de pan (+44,4%).

En el caso de las frutas y verduras, el mayor incremento se dio en la naranja que hace un año costaba $50; ahora vale $90 (+80%). En segundo lugar quedó la manzana de $80 a $140 (75%), seguido por la mandarina, la batata (+60%) y el zapallo (58%).

En cuanto a la carne, el mayor aumento lo tuvo el kilo de asado que valía el año pasado $350 y ahora está a $680 (94,29%). En segundo lugar estuvo la nalga que pasó de $400 a $760 (+90%), seguido por la carnaza (+87,5%), la paleta (87,5%) y la carne picada (66,67%). Por su parte, el pollo aumentó 76,67% en los últimos 12 meses.

Publicidad