16 de julio de 2021 10:30 AM
Imprimir

Levantaron US$1,25 millones con una plataforma agrícola y ya apuntan a Estados Unidos

Diego Hoter, Marcos Botta y Matias O’Keefe tienen una aplicación que permite hacer trazabilidad de los cultivos y que los productores obtengan beneficios de las empresas; se están expandiendo a varios países.

La plataforma agrícola argentina Ucrop.it aprovecha los US$1,25 millones que levantó este año de los fondos de capital de riesgo, Closed Loop Partners, The Yield Lab Latinoamérica, Yugen Partners (fondo estadounidense especializado en blockchain) para expandirse hacia la región. En septiembre próximo estarán trabajando en Paraguay y Brasil y hacia fin de año en México y Estados Unidos, siempre en cultivos de soja, maíz, trigo y algodón. La empresa prevé una nueva rueda de financiamiento para fin de 2021 o inicios de 2022.

La aplicación permite a los productores hacer una trazabilidad simple de los cultivos a través de blockchain y facilita que puedan compartir con las empresas que elijan datos del manejo y evolución de sus cultivos en forma de reportes de forma confidencial y criptográfica. La plataforma muestra todo el ciclo de cultivo, incluyendo la siembra, el monitoreo, la protección y la cosecha.

El productor puede obtener beneficios comerciales y financieros de determinadas empresas mientras que las compañías tienen información precisa sobre con quién trabajan, incluyendo el estado de los cultivos y el rendimiento general con el detalle de cada lote.

El emprendimiento nació en 2015 cuando Diego Hoter buscó aplicar tecnología blockchain para mejorar la forma en que los productores se relacionan con el mercado agrícola. Dos años más tarde se sumaron Marcos Botta y Matias O’Keefe. En conjunto invirtieron US$250.000 para consolidarse en la trazabilidad simple para sustentabilidad en commodities.

Hoter, director ejecutivo de la compañía,contó a LA NACION que el proceso de regionalización de la firma se hace junto con los actuales clientes, que son empresas del mercado de diferentes eslabones de la cadena de valor (hay bancos, firmas de agro y hasta compañías elaboradoras de alimentos).

“En Brasil estamos sumando nuevos actores que necesitan de nuestros servicios para darle más financiamiento a los productores que deben avanzar en prácticas sustentables; es un mercado seguido de cerca respecto a cómo produce y por eso las buenas prácticas se premian con mejores tasas”, agregó.

Ejemplo de la información que se muestra en la plataforma
Ejemplo de la información que se muestra en la plataforma

Señaló que la plataforma solo requiere adaptaciones de geografía e idioma, porque la esencia de tener la historia del cultivo grabada en blockchain es escalable. Si bien satisface el propósito puntual de cada cliente corporativo, también da respuesta a una inquietud global.

Analizan si abrir una oficina de desarrollo de negocios en Estados Unidos: “En Latinoamérica tenemos claros los drivers de sustentabilidad -no quemas intencionales, no deforestación, no trabajo infantil y buen uso de fitosanitarios- pero hacia el norte son distintos y debemos entender por dónde pasa para incorporarlo a nuestro valor agregado”.

Hoter subrayó que la plataforma tiene una oportunidad en 800 millones de hectáreas en el mundo, “porque la misma problemática de la soja en la Argentina está en Asia con la palma; Malasia e Indonesia tienen 20 millones de hectáreas de ese cultivo. Lo mismo sucede con el algodón en Brasil e India”.

“Somos una empresa que pone en el centro al productor como usuario sin costo de nuestra tecnología, para que a través de la misma las buenas prácticas y la sustentabilidad puedan generar mejores negocios vinculándose digitalmente con las empresas de la cadena agrícola y del mercado”, agrega.

Gabriela Origlia

Fuente: La Nacion

Publicidad