16 de julio de 2021 10:40 AM
Imprimir

La carne bovina uruguaya se continúa valorizando

El Imex llegó a US$ 5.281 y es de los más altos en la serie.

El ingreso promedio de exportaciones de carne bovina (Imex) fue US$ 5.281 por tonelada para la semana comprendida entre el 4 y el 10 del corriente mes, según destacó el Instituto Nacional de Carnes (INAC). En ese período se exportaron 4.263 toneladas por un monto de US$ 22.513 millones.

El precio por tonelada es uno de los más altos de la serie y muestra la valorización de la carne bovina uruguaya pese a la pandemia de Covid-19 y su afección en algunos mercados. Hay que aclarar que el Imex está estrictamente relacionado a los negocios que se hayan embarcado esa semana y la variación de productos lo hace cambiar.

Demanda. El futuro de la carne bovina en el mundo es más que promisorio. El comercio internacional se expandirá como respuesta a la creciente demanda de los países de Asia y el Oriente, donde la producción seguirá siendo en gran medida insuficiente para satisfacer la demanda, según destacó el informe sobre la evaluación de la producción y el consumo mundial de carne de FAO y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que toma para el análisis el período 2021-2030.

La demanda de importaciones en varios países asiáticos de ingresos medios y altos aumentaron constantemente en los últimos años, debido a un cambio hacia dietas que incluyen mayores cantidades de productos animales.

El informe prevé que el consumo de carne en China vuelva a la tendencia a más largo plazo para 2023, a medida que disminuya el impacto de la peste porcina africana en los precios internos de la carne de cerdo. Como resultado, un tercio del aumento general del consumo de carne durante el período de proyección se atribuye a la carne de cerdo.

El análisis de FAO y OCDE estima que el crecimiento del consumo mundial de proteínas cárnicas durante la próxima década aumente en un 14% para 2030 en comparación con el promedio del período base de 2018-2020, impulsado en gran medida por el crecimiento de los ingresos y la población. La disponibilidad de proteínas de la carne de vacuno, cerdo, aves y ovejas crezca un 5,9%, 13,1%, 17,8% y 15,7%, respectivamente, para 2030.

USDA. A su vez, el análisis del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) estimó que China, que hoy sigue firme en cuanto a demanda y precios, importaría 3 millones de toneladas peso carcasa de carne bovina este año. El dato es 100 mil toneladas inferior a lo que se proyectaba en abril, pero supera en 218 mil toneladas las importaciones de 2020.

Asimismo, con la expectativa de que los bloqueos generados por el Covid-19 sean superados, el organismo subió las expectativas de importación de varios países o bloques trascendentes como demandantes de carne bovina. En la comparación con las importaciones de 2020, crecen las de la Unión Europea, Corea del Sur, Egipto y Filipinas. En el análisis, el organismo estadounidense bajó las expectativas de exportación de carne bovina de Sudamérica para este año, principalmente por una baja en las proyecciones de producción de Brasil.

Fuente: El Pais

Publicidad