17 de julio de 2021 14:36 PM
Imprimir

Alertan que se achicaron hasta 50% los salarios en los frigoríficos afectados por el cepo para exportar

Tras una semana de asambleas en distintas plantas frigoríficas del interior, la Federación de Sindicatos de la Carne y Afines de la República Argentina (Fesitcara) espera que el Gobierno flexibilice el cupo del 50% a las exportaciones de carne vacuna. De lo contrario, marchará a la Secretaría de Comercio Interior, a cargo de Paula Español, y además cortará […]

Tras una semana de asambleas en distintas plantas frigoríficas del interior, la Federación de Sindicatos de la Carne y Afines de la República Argentina (Fesitcara) espera que el Gobierno flexibilice el cupo del 50% a las exportaciones de carne vacuna. De lo contrario, marchará a la Secretaría de Comercio Interior, a cargo de Paula Español, y además cortará las rutas en rechazo de la medida. Esto por el fuerte impacto del cepo en la actividad, que hizo que los salarios se achicaran hasta un 50%.

En rigor, si bien esa movilización estaba pensada para ayer jueves e incluía interrupciones al tránsito donde están los frigoríficos, el sindicato que lidera Gabriel Vallejos prefirió aguardar “prudentemente, en un contexto de pandemia, la nueva resolución del Gobierno”.

Días atrás, se conoció que el Gobierno está elaborando una nueva normativa para liberar ventas al exterior de carne de vaca para China y las exportaciones de carne kosher a Israel.

En diálogo con LA NACION, el secretario del gremio y representante por la ciudad santafesina de Reconquista, René Gelmi, se lamentó por la situación en el sector. “En el norte del país no tenemos otra manera de conseguir trabajo, todos los empleos directamente están ligados al campo y si afectan al campo el problema se derrama en nosotros”, alertó.

El sindicalista apuntó que los trabajadores tienen expectativa por una posible liberación de la exportación de la carne vacuna con destino a China, lo que permitiría una mayor actividad. “Estamos esperando pero aun así el gremio de los trabajadores de la carne nos encontramos en estado de alerta y movilización”, señaló.

Desde el lunes pasado, la entidad que nuclea a sindicatos de la ciudad de Buenos Aires; de Reconquista, Casilda, Nelson y General Obligado en la provincia de Santa Fe; de La Plata, Alejandro Korn, Salto, Junín, Mar del Plata y Coronel Vidal, en la provincia de Buenos Aires; de Concordia y Crespo, en Entre Ríos; y de Tucumán, organizaron asambleas informativas dentro de los establecimientos para conocer el humor de los trabajadores.

Las asambleas se replicaron en todo el interior del país y el gremio llegó a la conclusión que "los trabajadores están deseperados"
Las asambleas se replicaron en todo el interior del país y el gremio llegó a la conclusión que “los trabajadores están deseperados”

“El salario de los empleados se vio afectado en hasta un 50% menos. Los afiliados dejaron de cobrar los incentivos por productividad y por exportación y la garantía horaria no alcanza. Nosotros le advertimos al Gobierno de la situación grave que iba a suceder en el interior del país si se cerraban las exportaciones de carne y eso es lo que está pasando ahora”, señaló.

“Los empresarios hacen el esfuerzo pero de faenar 700 cabezas por día se pasó a 450 animales y de trabajar seis días a la semana, hoy faenamos solo de lunes a jueves, es decir dos días menos”, ejemplificó con la situación en una planta.

En este contexto, el sindicalista dijo que hay trabajadores que sacaron créditos a pagar y hoy no pueden hacerse cargo de sus deudas. “Dejaron de pagar las cuentas en los comercios y eso repercute directamente en la economía de los pueblos. La reducción del sueldo de dos meses hace endeudar a la gente por un año por lo menos”, remarcó.

Por otro lado, indicó que tampoco se tuvo en cuenta los trabajadores indirectos que genera la industria cárnica. “Desde transportistas hasta los proveedores de los frigoríficos se ven afectados con esta restricción”, dijo.

Según el gremio, solo en la provincia de Santa Fe hay más de 20.000 trabajadores en los frigoríficos. “Es por eso que el gobernador Omar Perotti salió a jugar muy fuerte y defendió la exportación de carne porque sabe que son muchos los que dependemos de esa economía”, señaló.

Mariana Reinke

Fuente: La Nacion

Publicidad