19 de julio de 2021 12:06 PM
Imprimir

Según el Gobierno, se habrían frenado los aumentos de precios en la carne

En la primera quincena de julio habrían bajado 2,7% contra un mes atrás; solo en parte, compensa las fuertes subas de junio.

Luego de meses de fuertes aumentos de precios y de tensiones con el campo por el cierre de las exportaciones, el Gobierno confía en que el precio de la carne en supermercados y carnicerías comenzaría a estabilizarse este mes. Fuentes oficiales, con base en datos del sector, aseguraron a la nacion que, con relación a la segunda quincena de junio, en los primeros quince días de este mes los precios de la carne vacuna en los supermercados habrían descendido un 0,5%, mientras que en las carnicerías esa leve retracción sería de 0,6%. Ya la última semana de junio, según un informe de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes (Ciccra), habrían registrado por primera vez en un año una baja de 0,6%.

Es una noticia alentadora para el Gobierno, ya que el precio de la carne –varios cortes duplicaron su valor en el último año con relación a 2020, incluso muchos de carácter popular– se convirtió en un problema político en un año electoral. Además, el valor de la carne tiene una alta incidencia en el capítulo de alimentos y bebidas del índice de precios al consumidor (IPC), que acumula un aumento de más de 25% este año y más de un 50% en doce meses. El Gobierno cerró las exportaciones de carne por 30 días, luego prohibió la venta de algunos cortes al exterior e incluyó un cupo.

Con relación a los precios promedio de la primera quincena del mes pasado, en julio el Gobierno observa una caída moderada del 2,7% en supermercados, y una baja de menor magnitud, de 0,8%, en las carnicerías. El acuerdo de precios alcanzado con el sector supermercadista sería la causa de esa diferencia. Sin embargo, esas leves caídas llegan luego de una primer quincena de junio con alzas fortísimas de más de 7,5%. Además, esta moderación de los precios no implica que los valores de la carne al mostrador no retomen nuevamente una senda ascendente en las próximas semanas ni que, como afirman los analistas del sector, el cepo impuesto a las ventas externas no termine generando una menor oferta en el mediano plazo y, como consecuencia, un aumento en los precios finales.

Pese a las restricciones a las exportaciones y a la leva baja del precio de la hacienda el mes pasado en el Mercado de Liniers, los precios no lograban mostrar un descenso en junio en el mostrador mientras el cepo oficial generaba una crisis en frigoríficos y en el comercio exterior de un producto emblema, como es la carne entre las exportaciones.

Todos los cortes de carne que el Indec relevó en el Gran Buenos Aires (GBA) habían mostrado aumentos de precios que llegaron hasta casi el 8% durante el mes pasado. Según las planillas de cálculo que se anexan al IPC, lo que más subió en junio fue la paleta

(+7,95%). Pero todos los demás cortes que toma como referencia el organismo que dirige Marco Lavagna mostraron alzas: cuadril (+5,3%), carne picada (+5%), nalga (+4,7%) y asado

(+2,6%). Todos los cortes, menos el asado, además mostraron avances de los precios por encima del nivel general y del capítulo de alimentos y bebidas, el de más peso en el IPC (ambos marcaron un alza de 3,2%).

El mismo informe publicado por Ciccra había mostrado que el precio promedio de los cortes vacunos para el consumidor del AMBA había registrado un aumento de 8,2% entre mayo y junio de 2021. “Entre la segunda quincena de mayo y la primera de junio se verificó un alza de 7,8%”, detalló el informe.

“Los precios de la carne han comenzado a estabilizarse en las últimas semanas, incluso alguna baja se ha observado, y vamos a trabajar en que se consolide una tendencia. Es el primer objetivo. Han arrancado las diferentes ofertas de cortes, así que esperamos consolidar esto”, había dicho Matías Kulfas, ministro de Desarrollo Productivo, en declaraciones radiales la semana pasada.

Fuente: La Nacion

Publicidad