19 de julio de 2021 10:49 AM
Imprimir

LA NIÑA, GRAN ALIADA DEL ARROZ EN ARGENTINA

El informe final de campaña confirma que la temporada de lluvias menores a la media potenció los rindes y generó un salto en el volumen cosechado. Un análisis histórico corrobora que así ocurrió cada año seco, mientras en los ciclos Niño las cosechas caen.

La producción de arroz en Argentina dio un salto del 20%, respecto de la campaña anterior, gracias a un incremento de los rendimientos de 14% en promedio. Si bien la superficie sembrada aumentó sólo el 5%, fueron los 936 kilos extra por hectárea los responsables de haber conseguido un volumen total de 1.52 millones de toneladas, 250.000 más que el año pasado. 

Un reporte conjunto de la Bolsa de Comercio de Santa Fe, la Asociación Correntina de Plantadores de Arroz, la Bolsa de Comercio del Chaco y la Bolsa de Cereales de Entre Ríos sobre la producción de arroz del ciclo 2020/2021, confirma que la mayor radiación solar por la influencia de La Niña, que en el país implica lluvias menores a la media, fue la responsable de este resultado. Y así ocurrió en cada temporada influenciada por este fenómeno, mientras en años Niño (lluvias superiores) las cosechas fueron malas.

Los principales indicadores de la reciente campaña son:

– Superficie sembrada 199.700 ha,

– Superficie cosechada 199.700 ha,

– Superficie perdida 0 ha,

– Rendimiento promedio 7.616 kg/ha y

– Producción total anual 1.521.005 t.

El trabajo muestra que la superficie sembrada experimentó un crecimiento interanual de 5%, 9.450 ha más que el ciclo previo. Incluso las entidades destacan que en el momento de la siembra, las escasas precipitaciones ocurridas en las provincias de Santa Fe y de Entre Ríos forzaron la realización de baños e incluso se resembraron algunos lotes. Como consecuencia la emergencia se produjo fuera de la fecha óptima. 

En la provincia de Entre Ríos alrededor del 65 % del área total implantada emergió durante los meses de noviembre y diciembre. El retraso de la misma redujo en unos 1.000 kg/ha aproximadamente, el potencial del rendimiento final. 

No obstante, el escenario climático definido por la presencia de “La Niña”, generó en el verano temperaturas dentro del rango óptimo y una adecuada radiación solar acompañaron el llenado de la panoja. Estos factores permitieron el logro de elevados rendimientos que, en lotes puntuales superaron los 12.000 kg/ha. Por lo que el rendimiento promedio nacional registró un incremento interanual del 14 %, 936 kg/ha más y en relación al promedio del último lustro, la variación fue del 17 %, o sea, superior en 1.104 kg/ha. La producción tuvo un crecimiento interanual del 20 % o sea 250.125 t. 

Sobre la influencia del estado del Pacífico Ecuatorial en el verano, en fase Niña (más frío), el informe destaca que resultó un factor de gran influencia en la variación del rendimiento promedio a nivel nacional. En una comparación de las últimas 12 campañas se registraron: 4 eventos “El Niño”, 4 eventos de “Neutralidad” y 4 eventos “La Niña”.

El rendimiento promedio nacional en los últimos 12 años se situó en 6.506 kg/ha. Pero analizando en base a la situación del Pacífico Ecuatorial, se observan los siguientes rendimientos promedios: en los años “Niño” el rinde promedio fue de 6.051 kg/ha; en situación de “Neutralidad” la media fue de 6.427 kg/ha; mientras que en años “Niña” resultó de 7.040 kg/ha. 

“De los valores obtenidos, claramente se concluyó que el evento “La Niña” o de “Neutralidad” originó un mejor escenario para el arroz”, cierra el trabajo.

Fuente: Litoral

Publicidad