20 de julio de 2021 11:44 AM
Imprimir

Argentina-China: Gobierno apuesta a exportar con más valor agregado

El gigante asiático es el segundo socio comercial, detrás de Brasil. El plan exportador contempla incluir a pymes y agroalimentos.

La República popular de China es actualmente el segundo socio comercial de la Argentina detrás de Brasil. Según las estadísticas del INDEC durante los primeros cinco meses del año los envíos al gigante asiático sumaron poco más de u$s2.199 millones y sus importaciones de productos locales unos u$s4.650 millones, es decir la balanza comercial cerró con saldo deficitario de cerca de u$s2.451 millones. En este contexto, el 75% de las exportaciones argentinas a este destino corresponde a productos primarios y justamente el Gobierno trabaja para que, en el mediano plazo, se incrementen los envíos de productos con mayor valor agregado.

Los datos son contundentes y hablan a las claras del crecimiento de China como socio comercial de la Argentina: el intercambio bilateral de bienes entre ambos países, medido en dólares corrientes se incrementó un 1691% entre 1992 y 2020, lo que se traduce en una tasa de crecimiento promedio de 10,6% anual, según un informe de la Cámara Argentina de Comercio(CAC).

En tanto, según las proyecciones del Banco Mundial la economía de China crecería este año en torno al 7,9%, configurándose no solo como uno de los principales socios comerciales de la Argentina sino también del mundo. En este marco, el Gobierno ya está llevando adelante acciones concretas para incrementar la relación bilateral con el gigante asiático.

Como primer punto, a comienzos de año el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, lanzó el plan de Cooperación Productiva con China busca duplicar la cantidad de pymes que exportan a este destino a través de acciones de capacitación, asistencia técnica en el diseño de planes de exportación, líneas de créditos en pesos y dólares con tasa subsidiada en conjunto con el Banco Industrial y Comercial de China (ICBC) exclusivas para exportaciones hacia ese mercado, y acciones de promoción y posicionamiento a partir de rondas de negocios en sectores productivos estratégicos.

“China no es únicamente un socio estratégico de Argentina, sino que también es parte fundamental de la nueva realidad económica internacional, por lo tanto, Argentina debe tener una estrategia para acceder de la mejor manera al creciente mercado chino así como para la integración en las cadenas globales de valor en las cuales tanto China como Asia tienen un peso creciente”, había destacado el ministro en aquella oportunidad.

En líneas generales, los principales productos que actualmente exporta la Argentina hacia China son porotos de soja, cebada, aceite de soja, pollo y carne vacuna. Durante los primeros cuatro meses del año, en el rubro agroindustrial, se ubicó como segundo comprador con una participación del 25% (u$s1.341 millones sobre el total de ventas), detrás de la UE que sumó u$s2.200 millones.

No sin poca polémica tiempo atrás el Gobierno impuso un cupo en los envíos al exterior de carne vacuna y justamente en los próximos días avanzaría en una mayor apertura con la mirada puesta en el gigante asiático. En este marco, se espera la liberación de cortes provenientes de vaca conserva, que son los que no se consumen localmente y que justamente importa este país que solo durante el año pasado se quedó con más del 75% de los envíos totales de carne vacuna generando ingresos por u$s1.700 millones.

Mientras tanto, el plan exportador también está orientado a no depender solo de los precios internacionales de los commodities sino también avanzar en el sector agroindustrial con mayores envíos de vinos y lácteos, entre otros ítems.

Publicidad