21 de julio de 2021 11:22 AM
Imprimir

La carne aumentó 7,7% en junio, el Gobierno recalcula el cepo ganadero y el agro alista nueva protesta

Según un informe del Instituto de Promoción de Carne Vacuna Argentina (Ipcva), el precio promedio de la carne vacuna en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) registró en junio una variación de 7,7% en relación a mayo. En tanto, teniendo en cuenta la evolución interanual, los precios escalaron 90,3%. Sin duda, el incremento anual más destacado fue […]

Según un informe del Instituto de Promoción de Carne Vacuna Argentina (Ipcva), el precio promedio de la carne vacuna en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) registró en junio una variación de 7,7% en relación a mayo. En tanto, teniendo en cuenta la evolución interanual, los precios escalaron 90,3%.

Sin duda, el incremento anual más destacado fue el del asado de tira, que subió 101,5% respecto a 2020, más que duplicando su valor para llegar a los $701,91 promedio por kilo. Siguiendo con esa comparación, en segundo lugar quedó la falda con una suba del 97,6%, seguido por el vacío (97%), la cuadrada (95,7%) y el osobuco (95,2%), entre otros.

carne precios junio
Fuente: Ipcva

El trabajo de campo fue realizado durante la primera y la segunda quincena del mes pasado. La muestra bajo análisis está restringida a 80 carnicerías de Capital y Gran Buenos Aires, que fueron relevadas telefónicamente. Por otro lado, el seguimiento de los precios en supermercados se hizo en 40 puntos de venta relevados de forma presencial.

“La carne de novillo, que representa el 14% de la muestra, tuvo un precio promedio que exhibió subas moderadas, con una variación del 4,3%. Asimismo, la carne proveniente de haciendas livianas de consumo (novillitos, vaquillonas y terneras), que representa un 86% de la canasta, exhibió precios que mostraron alzas significativas, con una variación del 7,9%, con respecto al mes anterior”, detalló el reporte.

Siguen los aumentos

En mayo, el Gobierno decidió suspender por 30 días las exportaciones de carne con el objetivo de “ordenar el mercado” y llevar alivio a los sectores de menores ingresos que sienten los bolsillos cada vez más flacos cuando llegan a pagar al mostrador. Los aumentos de los alimentos, y de la carne en particular, aún interpelan a los funcionarios que prometen para el segundo semestre una tasa de inflación menor a la que hubo en la primera parte de este 2021.

La escalada del conflicto con el sector cárnico, más aún con los referentes agropecuarios ligados a la Mesa de Enlace, hicieron que el Gobierno anunciara un plan ganadero, con el objetivo de producir más carne y una reapertura parcial de las exportaciones. La resolución vigente hasta el 31 de agosto aprueba un cupo mensual del 54% del volumen promedio mensual exportado en 2020: 8% de esta cifra está compuesta por la cuota Hilton que son 29.400 toneladas anuales, la cuota 481 también con destino a la Unión Europea que son 24.250 toneladas anuales y los envíos a Estados Unidos que representan 20.000 toneladas anuales.

A pesar de todas estas medidas, los valores de la carne que pagaron los consumidores finales siguió con la mencionada tendencia al alza en junio. Los cortes que más subieron respecto a mayo fueron la carnaza común (11,9%), el osobuco (11,2%) y la paleta (10,5%). Por otro lado, tal como destacó el Ipcva, las hamburguesas congeladas se mantuvieron estables (+0,4%) y la principal baja se dio en el pechito de cerdo (-1,8%).

Canales de venta

Otra dinámica que resaltó el Ipcva en su reporte fue que el impacto de precios pegó más en los niveles socioeconómicos medios y bajos que en los altos. Las diferencias se pueden ver teniendo en cuenta el nivel de ingresos o también entre supermercados y carnicerías.

En los puntos de venta que atienden al nivel socioeconómico medio, los precios mostraron en junio alzas mensuales “muy significativas”, que resultaron del 8,9%, mientras que en aquellos que atienden al nivel socioeconómico bajo los precios mostraron alzas también “significativas”, que resultaron de 7,4%. Por otro lado, en los puntos de venta que atienden en barrios de alto nivel socioeconómico la suba también fue “significativa” (5,2%).

En tanto, en las 80 carnicerías relevadas por el Ipcva se exhibieron precios que mostraron incrementos significativos, del 8,3%, respecto a mayo, y que exhibieron un alza del 89,6% con respecto a junio de 2020. Por otro lado, en los 40 supermercados analizados, el precio promedio de la carne vacuna mostró subas “significativas”, con una variación del 5,9% respecto al mes previo y exhibió un incremento del 95,8% interanual.

El trabajo señaló además que el comportamiento de los precios mostró pequeñas diferencias entre las distintas zonas geográficas. “Se registraron subas significativas de los precios en la Capital Federal y en la zona oeste del GBA; mientras que en las zonas norte y sur del GBA las subas resultaron más moderadas”, explicó el Ipcva.

Productos sustitutos

Por el lado de los productos sustitutos, el precio del pollo fresco mostró precios con alzas “moderadas”, con una variación del 3,2% en junio respecto a mayo. Por su parte, el precio del pechito de cerdo mostró precios con caídas moderadas en el mismo periodo, retrocediendo 1,8% en relación al mes anterior. En cuanto a la evolución interanual, el pollo incrementó su precio en 64,8% y el cerdo 63,7%.

carne pollo y cerdo precios junio
Fuente: Ipcva

En los últimos 12 meses, la carne vacuna tuvo un precio relativo significativamente superior (22,3%), al registrado un año atrás frente a la carne aviar. “En junio de 2020 podían adquirirse 3,14 kilogramos de pollo fresco entero con un kilogramo de asado y en el último mes de junio la capacidad de compra del corte asado en términos de carne aviar se incrementó a 3,84 kilogramos”, aseguró el informe. 

“Además, frente al corte de carne porcina, particularmente el pechito de cerdo, el asado mostró un precio relativo significativamente superior (23,1%), y el poder de compra de la carne vacuna se incrementó de 1,25 a 1,54 kilogramos de carne de cerdo comparando los meses de junio de 2020 y 2021”, concluyó el Ipcva.

¿Y en Liniers?

Según un informe de Ciccra, en junio el precio promedio de la hacienda comercializada en el Mercado de Liniers se ubicó en $146,15 por kilo vivo. Fue apenas 0,2% mayor al promedio del atípico mayo, 0,5% inferior al promedio de abril y sólo 0,12% menor al promedio de los últimos cinco meses.

La desagregación por categorías mostró una suba importante del precio del Macho Entero Joven (MEJ) entre mayo y junio, leves subas en novillitos y vaquillonas, una leve baja en el precio del novillo e importantes caídas, por segundo mes consecutivo, en los valores de los toros y de las vacas. En el caso particular de las vacas, categoría particularmente afectada por la intervención del gobierno nacional en el comercio exterior de carne vacuna, el precio promedio cayó 11,4% entre abril y junio, llegando la caída a 13,2% en el caso de las vacas conserva inferiores y a 10,5% en el caso de las vacas conserva buenas.

El informe de precios minoristas de Ciccra mostró una suba aún mayor que la del Ipcva. Entre la segunda quincena de mayo y la primera de junio se verificó un alza de 7,8% (la mayor de 2021), pero en la segunda quincena del mes se observó (por primera vez en el año) una caída de 0,6%. El aumento promedio del mes, sin embargo, fue de 8,2%.

Los precios de la carne han comenzado a estabilizarse en las últimas semanas, incluso alguna baja se ha observado, y vamos a trabajar en que se consolide una tendencia de precios. Es el primer objetivo. Han arrancado las diferentes ofertas de cortes, así que esperamos consolidar esto”, dijo Matías Kulfas, ministro de Desarrollo Productivo, en declaraciones radiales la semana pasada.

“A medida que trascurre el tiempo, los hechos van demostrando ya no solo el daño que estas medidas están provocando a toda la cadena productiva y comercial, sino también la total ineficacia respecto de los fines evocados. Estas medidas parten de la hipótesis de que el mayor volumen exportado es la causa de la suba de los precios internos. Bajo esta lógica, implementado el cepo, se esperaba volcar un mayor volumen de producción al mercado doméstico, bajar fuertemente los precios y de este modo, instar al consumidor local a adquirir algo que no está habituado a consumir”, dijo un informe del Rosgan, muy crítico, publicado el lunes. “Lo cierto es que hasta el momento ese ajuste por precio no se está dando”, dijo el reporte. 

En los últimos dos meses (mayo y junio), agregó, el precio promedio de los 24 cortes vacunos relevados por el Ipcva pasó de valer $630,03 a $719,49, es decir, sufrió un aumento del 14,2% mientras que el pechito de cerdo y el pollo, sin ningún tipo de intervención en sus mercados, aumentaron 2% y 5%, respectivamente.

El Gobierno analiza

En el marco de una nueva reunión para el diseño del Plan Ganadero, desde el Gobierno plantearon al sector que analizan aplicar pronto una mayor flexibilización a las exportaciones de carne vacuna.

Concretamente, la medida estaría centrada en la liberación de algunos cortes de la categoría vaca que tienen como destino a China y también de la faena kosher que va al mercado israelí. Cabe recordar que con la normativa vigente sólo está permitido vender al exterior un cupo mensual del 54% del volumen promedio mensual exportado en 2020.

Actualmente, la exportación de la carne kosher no está permitida dado que no es una cuota. Representa 7,5% del total del volumen y con la nueva resolución se permitirá exportar. Por otro lado, se liberarán los embarques de la vaca manufacturera, de peor calidad, que se envía a China y no se consume en el país.

Participaron dirigentes de la Mesa de Enlace, con excepción de CRA, que decidió levantarse de las negociaciones. Según consignó Bichos de Campo, estuvo también Alberto Fantini, el secretario general de la Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne, los referentes del consorcio ABC, la Mesa de las Carnes y el Consejo Agroindustrial.

El Gobierno quiere evitar que el malestar general del sector se traduzca en nuevas manifestaciones como la que se dio el pasado 9 de julio en San Nicolás bajo la convocatoria de los productores autoconvocados. Estos productores descontentos con varias medidas oficiales están preparando una nueva jornada de protestas para el mes próximo. Si bien no hay nada confirmado, la protesta sería el 16 de agosto y la vidriera elegida, la Ciudad de Buenos Aires.

Publicidad