23 de julio de 2021 10:21 AM
Imprimir

Más tensión con los autoconvocados !!!

Presionan por respuestas concretas mientras esperan la flexibilización de las restricciones para exportar. En la recta final de la cosecha 20/21, la seca impide acelerar la siembra de trigo y cebada.

…que, mientras se sigue esperando la aparición en el Boletín Oficial de la medida que corrige parte de los errores más gruesos en el decreto de restricción de las exportaciones de carne de mayo, las “bases” autoconvocadas pusieron como fecha límite fin de mes para que se concreten las modificaciones que traigan algún alivio a los eslabones más golpeados de la cadena de la carne, incluyendo criadores y tamberos. Simultáneamente, mientras los precios de la hacienda en pie se fueron debilitando, en especial las vacas conserva y los novillos pesados (el índice el miércoles terminó en 161,65), se produjo un profundo recorte de los envíos a los mercados formales como Liniers. La baja, sin embargo, no llega a los mostradores dada la recuperación de márgenes que también intenta el circuito comercial y que arrojó subas de 6% en mayo y 8% en junio, a pesar de las restricciones oficiales.

Así, mientras se espera que se formalice la inclusión del Kosher para Israel y de los mantos de vacas conserva de las restricciones para exportar, apareció inesperadamente una línea de crédito de $2.000 millones al 30% de tasa, confirmada por el Banco Central, para productores de pollos y cerdos, de todo tipo de emprendimiento, en un aparente intento de consolidar la oferta de otras carnes alternativas a la vacuna que, de hecho, comparten ya la ingesta en porcentajes importantes. Según aseguraron desde la entidad, “ampliar la producción de carnes tiene el doble efecto de mejorar la oferta interna y generar divisas, ya sea por la sustitución de importaciones como por la liberación de mayores excedentes cárnicos para la exportación. La medida, bien orientada, no tendría sin embargo una respuesta inmediata, menos aún, de normalización del mercado, que es lo que piden los autoconvocados (que creen que con el diálogo solo no alcanza) y ahora también se espera la definición de la reunión estratégica de CARBAP antes de fin de mes.

…que, a pesar de los problemas, igual las empresas no aflojan y siguen ajustando al máximo los costos, en muchos casos, vía la eficiencia, y el ahorro de insumos. Así, mientras se presentaba en nuevo manual de Bienestar Animal a cargo del INTA y del IPCVA, imprescindible para las futuras exportaciones de carne (aunque temporalmente los productores se retiren de la oferta); empresas de insumos como Profertil, y otras enmiendas, se sumaban con la Bolsa de Rosario a la nueva plataforma, Muvin, que permite optimizar la logística y estrategia de transporte, con un ahorro sustancial de tiempo y recursos.

Algo similar se busca con Fieldview de Bayer, que ya cuenta con 6 millones de hectáreas agrícolas en Argentina, y alrededor de 50 millones en todo el mundo. La completa plataforma digital, que acompaña en forma integral y punta a punta la producción, ahora también incluirá a los contratistas, dadas sus posibilidades de ahorro de tiempo y de producto, y el conocimiento total que permite de cada lote. Además de la simplicidad, su principal ventaja es que no requiere de conectividad, ya que funciona aún sin internet.

Tales avances fuertemente tecnológicos se contraponen con algunas circunstancias que vuelve a vivir el INTA, que concentra la mayor tecnología oficial hoy disponible en el país. El hecho es que nuevamente, parece haber un intento de avance sobre tierras del INTA, en este caso, de Catamarca que se sumarían a intentos anteriores en Marcos Juárez, Salta, o Castelar, entre otros. El alerta lanzado por la Federación Agraria Argentina se debe, además, a la pretensión de una cesión “a título gratuito” que cambiaría el destino de tierras que actualmente están ocupadas por grandes colecciones de olivos, y otras especies.

…que, mientras las inundaciones asoman a Europa del norte y la ola de calor se acerca al corn belt (cinturón agrícola estadounidense) dando sostén a los valores en Chicago, en el Hemisferio Sur se consolida la seca, tanto en Brasil como en buena parte de la Argentina, lo que ya determinó la mayor bajante del río Paraná en 70 años. Igual, la cosecha 20/21 se encuentra en la recta final, con escasos lotes de maíz y sorgo pendientes. En el caso del maní, según datos de la Cámara, la campaña actual está cerrando con 1.3 millones de tn de cosecha. De ese volumen, el 70% tiene como destino la exportación a granel, un 17% se procesa en aceite -también para el exterior- y el resto se destina para semillas y para el mercado consumidor de Argentina, según el informe de Grúas San Blas. La actividad se concentra en Córdoba, algo en La Pampa y ahora también en Santiago del Estero.

Fuente: ambito.com

Publicidad