23 de julio de 2021 20:17 PM
Imprimir

Guía para un uso prudente de antibióticos en ganado bovino lechero

El Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario ha redactado dos documentos, uno para ganaderos y otro para veterinarios, para reducir y mejorar el uso de antibióticos en el sector lechero.

Desde el Departamento de Sanidad Animal del Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario (Neiker), en el marco del proyecto URAGAN (“Uso Racional de Antibióticos en Gaadería”), han preparado unas guías de recomendaciones para un uso prudente de los antibióticos en el sector del ganado bovino de leche.

Son dos documentos, uno dirigido a profesionales de la ganadería, y otro para profesionales veterinarios que trabajan en el sector.

En este sentido, explican que los antibióticos son clave en la protección de la salud pública y la sanidad animal. Sin embargo, la aparición y diseminación de bacterias resistentes a varios antibióticos disponibles es ya en un problema sanitario que amenaza con convertirse en la próxima pandemia.

Y es que las bacterias son capaces de adaptarse a situaciones adversas y sobrevivir en ambientes extremos. “Mediante modificaciones de su material genético (a través de mutaciones o el intercambio de genes entre bacterias que comparten un mismo ambiente), las bacterias pueden ‘recordar’ y combatir las amenazas”, indican.

“Estos mecanismos son capaces de adquirir genes que les hacen resistentes a los antibióticos y les permiten no solo sobrevivir sino incluso continuar multiplicándose en presencia del antibiótico”, añaden.

Por todo ello, señalan que aunque las resistencias bacterianas son un fenómeno natural que se da desde que existen las bacterias (algunos antibióticos están presentes de manera natural en la Naturaleza), la presión selectiva asociada al uso poco responsable de antibióticos en medicina humana y veterinaria ha acelerado la aparición y diseminación de resistencias a todos los antibióticos conocidos.

“Cada vez que tomamos antibióticos matamos algunas bacterias malas pero también otras buenas. Si además hacemos un uso inadecuado (tanto en las personas como en los animales), bien porque los usamos cuando no es necesario, no empleamos el antibiótico adecuado o no lo aplicamos a la dosis correcta y durante el tiempo apropiado, lo que conseguimos es que algunas bacterias se hagan resistentes, y por tanto los tratamientos no funcionen”, defienden.

Asimismo, señalan que en el caso particular de los animales de producción, el uso de antibióticos en el ganado favorece la aparición de bacterias resistentes en las granjas y su entorno.

“Esto no sólo afecta a los animales, en los que los tratamientos antibióticos dejarán de ser efectivos, sino que estas bacterias resistentes podrían también llegar a la población por vía alimentaria o por contaminación del medioambiente”, apuntan.

“Si queremos preservar la eficacia de los antibióticos de los que disponemos es necesario hacer un uso prudente: ‘Tan poco como sea posible, tanto como sea necesario’”, concluyen.

Y es que en enero de 2022, según dicta el Reglamento 2019/6 de Medicamentos Veterinarios de la Unión Europea, los medicamentos antimicrobianos no se podrán usar con fines profilácticos con carácter general. Por ello, diversas compañías de salud animal ya están poniendo en marcha diferentes campañas para dar a conocer otras opciones, tal y como señaló en una entrevista para Animal’s Health, el veterinario Juan Antonio Latorre, gerente de Marketing de Rumiantes en Zoetis España, que explicaba que en su caso, están impulsando talleres y webinars con el objetivo de que el sector bovino lechero esté preparado y se vaya familiarizando con las alternativas disponibles en el manejo del secado de las vacas.

ACCEDE A LA GUÍA DE USO PRUDENTE DE ANTIBIÓTICOS PARA VETERINARIOS

ACCEDE A LA GUÍA DE USO PRUDENTE DE ANTIBIÓTICOS PARA GANADEROS

Publicidad