24 de julio de 2021 11:31 AM
Imprimir

Por qué el kale eleva el colesterol bueno

También conocida como col rizada, se destaca por sus amplias propiedades nutricionales, con bajas calorías y abundante fibra; actúa como un poderoso vegetal antioxidante que además mantiene estables los niveles de colesterol, entre otros beneficios.

La col rizada, o kale es un vegetal de hojas de color verde intenso que se asemeja a una mezcla entre lechuga, acelga y brócoli. En este sentido, pertenece a la familia de este último, y de la coliflor y de los repollitos de Bruselas. Es originaria de Asia menor y de gran consumo en toda Europa y Estados Unidos.

Beneficios que aporta

Existen distintos tipos de kale, aproximadamente más de 50, y los más conocidos son: kale violeta, kale rojo ruso o kale rizado. Entre sus propiedades nutricionales resalta la presencia de hierro y calcio, además de otros minerales como magnesio, cobre, potasio y sodio. Asimismo tiene abundante vitamina C (que favorece la absorción del hierro, por lo tanto ideal para quienes sufren anemia), vitaminas A y K, además de fibra y escasas calorías. Posee muy poca grasa, de la cual una parte es ácido graso omega 3.

En la cocina resulta una verdura muy versátil y puede prepararse de varias maneras: cruda en ensaladas (se recomienda quitar el tallo porque es muy fibroso), cocida (en un breve hervor para que no pierda sus nutrientes), incluso para preparar un jugo junto con otros vegetales.

Múltiples ventajas para la salud

Gracias a sus cualidades el consumo de kale lentamente se ha popularizado en todo el mundo y actualmente se aconseja por las siguientes razones:

– Es un alimento que presenta diversos nutrientes, especialmente vitaminas, minerales y otras sustancias beneficiosas con propiedades antioxidantes. Los antioxidantes reducen el daño oxidativo que provocan los radicales libres; este daño es uno de los principales responsables del envejecimiento y de diversas enfermedades, entre las que se incluye el cáncer.

– Por ser una rica fuente de calcio, previene el riesgo de osteoporosis, posibles fracturas y disminuye la pérdida de densidad ósea.

– Gracias a la vitamina C se activa el sistema inmunológico, el metabolismo y la hidratación; por la presencia de vitamina A preserva la salud visual y previene la degeneración ocular gracias a la luteína y zeaxantina, mientras que el aporte de vitamina K brindaría propiedades anticancerígenas, además de favorecer la salud de los huesos y la coagulación de la sangre.

 Es una excelente opción para los vegetarianos y veganos por su abundante presencia de hierro.

-Por su riqueza en fibra y proteínas, y su bajo aporte energético, el kale resulta un alimento muy aconsejable para incorporar en las dietas para perder peso.

Mejora el estado del corazón

– Su consumo periódico resulta un gran aliado para prevenir los factores de riesgo cardiovascular, dado que aumenta el colesterol bueno (HDL) y disminuye el malo (LDL).

– La col rizada, al ser un vegetal verde, reduce la inflamación y condiciones similares. Ello también se debe a la presencia de vitaminas, minerales y antioxidantes como la vitamina A, selenio y beta-criptoxantina, poderosos agentes antiinflamatorios que contienen estos vegetales de color

– Una ingesta adecuada de kale se relaciona con una reducción de la presión arterial por la presencia de potasio.

Bueno para el estómago

– Favorece el correcto tránsito intestinal por el aporte de fibra natural.

– Facilita la digestión por la clorofila que contiene, incluso previene la sensación de hinchazón.

– Se aconseja su consumo para preservar la salud del hígado porque ayuda a limpiarlo de manera totalmente natural gracias a sus cualidades desintoxicantes.

-Es un excelente alimento para los deportistas por su riqueza en minerales y vitaminas que reponen electrolitos después del esfuerzo físico.

Publicidad