25 de julio de 2021 11:46 AM
Imprimir

“Feedlots”: luego de un año vuelven a tener en Córdoba números positivos

La caída del precio del maíz le permite a los corrales volver a tener márgenes favorables, en medio de una gran incertidumbre en el sector.

Durante el mes pasado, el margen bruto del feedlot volvió a tener un saldo positivo después de un largo período desfavorable.

La mejoría se debió, principalmente, a una importante caída del precio del maíz, una de las principales variables que condicionan el negocio del engorde a corral.

El dato lo aporta un informe realizado por la Cátedra de Producción de Carne Vacuna de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad nacional de Córdoba (FCA-UNC).

El estudio calcula el margen bruto por cabeza, a partir de la actualización mensual de los precios referencia del maíz, del ternero de reposición y del novillo gordo para faena, en establecimientos ubicados en el norte de la provincia.

“La sucesión de meses con resultado desfavorable empezó a inicios del segundo semestre del 2020, cuando el precio del ternero, otra de las variables que más afecta el negocio, empezó a aumentar de precio, empujado en especial por la demanda que buscaba un resguardo de capital; seguido que a fines de 2020 hubo un salto en el precio del maíz y un retraso del precio del gordo para faena, lo que resultó uno de los peores indicadores para el feedlot”, sostiene Esteban Sánchez González, docente de la cátedra de Producción de Carne Vacuna de la FCA-UNC.

De esta manera, el margen bruto en los corrales intensivos llegó en octubre del año pasado a un rojo por animal de 6.775 pesos.

LOS NÚMEROS DE LOS CORRALES EN CÓRDOBA

Los números de los corrales en Córdoba

¿CAMBIO DE TENDENCIA?

El arranque del año también mostró número negativos para la actividad. El maíz se mantuvo por arriba de los 200 dólares la tonelada, aunque comenzó a reflejarse un aumento del precio del gordo para faena, la variable que más afecta el negocio, que era necesario para compensar los malos resultados acumulados.

Los 61 pesos de margen positivo que tuvo la actividad del engorde intensivo en abril, volvieron a mostrar la misma tendencia en junio, cuando los resultados fueron 1.904 pesos por novillo terminado.https://46baa46136f8a2ef28d0443071aaf7c8.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html

“Esta tendencia de recomposición del precio del gordo se cortó con la poca feliz intervención del Gobierno sobre el cierre de las exportaciones de carne en mayo. A pesar de llegar a un indicador de margen bruto positivo hacia fines de este primer semestre, el resultado final no es alentador si se cargan costos financieros o se estima rentabilidad, por el bajo margen con respecto al gran capital puesto en juego”, advierte el informe.

Bajo las actuales condiciones, la incertidumbre parece dominar en los corrales y se frenan inversiones debido a que los precios de la hacienda tienden a la baja, lo que afecta la previsibilidad del sector, algo fundamental en la ganadería que se basa en ciclos de largo plazo.

Fuente: La Voz

Publicidad