26 de julio de 2021 11:16 AM
Imprimir

Estudian cómo se desarrollan varias cepas de peste porcina africana

Han estudiado la patogenicidad, distribución del virus en los tejidos, y respuesta inmune en cerdos, entre otras variables, de tres cepas del virus.

Científicos internacionales, entre los que participaron veterinarios españoles, han realizado un estudio que tuvo como objetivo comparar la dinámica de infección de tres virus de la peste porcina africana de genotipo II (VPPA) que circulan en Europa.

Para ello, dieciocho cerdos domésticos, que fueron divididos en tres grupos, se infectaron por vía intramuscular o por contacto directo con dos ASFV hemadsorbentes (HAD) de Polonia (Pol16 / DP / OUT21) y Estonia (Est16 / WB / Viru8), y con el ASFV de Letonia no-HAD (Lv17 / WB / Rie1).

Se investigaron parámetros como síntomas, patogenicidad y distribución del virus en tejidos, respuesta inmune humoral y diseminación del virus por vía sanguínea, orofaríngea y rectal.

El virus de la peste porcina africana polaco causó un proceso de enfermedad aguda mortal de rápido desarrollo, mientras que el virus de la peste porcina africana estonio causó infecciones agudas a subagudas y dos animales sobrevivieron.

Por el contrario, los animales infectados con el virus de la peste porcina africana de Letonia desarrollaron una enfermedad más sutil, leve o incluso subclínica.

La excreción oral fue esporádica o incluso ausente en el grupo leve, mientras que en los animales que desarrollaron una forma aguda o subaguda de PPA, la excreción oral comenzó al mismo tiempo que se detectó el virus en la sangre, o incluso 3 días antes, y persistió hasta 22 días.

Independientemente de la virulencia, la sangre fue la principal vía de transmisión del virus. Asimismo, se hallaron partículas virales infecciosas en animales infectados persistentemente durante al menos 19 días en el grupo atenuado y hasta 44 días en el grupo de virulencia moderada. Por otra parte, la excreción rectal se limitó a la fase aguda de la infección.

En términos de diagnóstico, el genoma del VPPA se detectó en cerdos en muestras orofaríngeas antes que en sangre, independientemente de la virulencia. Por lo que, junto con la sangre, los autores del estudio explican que “ambas muestras podrían permitir detectar la infección por el virus de la peste porcina africana durante un período más prolongado”.

Publicidad