26 de julio de 2021 10:21 AM
Imprimir

Revolución en Ecuador gracias al ciclista Richard Carapaz: De cuidar vacas a conseguir el oro olímpico en Tokyo

Richard Carapaz ha vuelvo a hacer historia en el deporte de su país, Ecuador. Después de conquistar el Giro de Italia y quedar tercero en el Tour de Francia, ahora ha conseguido una medalla de oro en las Olimpiadas de Tokyo. Es el primer gran triunfo deportivo en unas Olimpiadas desde hace 25 años. El último fue la medalla de oro en 20 kms marcha de Jefferson Pérez en los Juegos Olímpicos de Atlanta en 1996.

El joven ciclista Richard Carapaz es todo un mito en Ecuador. Tras triunfar en 2019 en el Giro de Italia y obtener un tercer puesto en el Tour de Francia ahora ha conseguido una medalla de oro en las Olimpiadas de Tokio. 

Tras conocerse el triunfo del joven en su localidad natal, El Carmelo, en la provincia de Carchi, la gente se lanzó a la calle para festejar el triunfo de su paisano y la muchedumbre, acompañada de la banda municipal, se presentaron en la casa de los padres del joven deportista. 

Los padres de Richard Carapaz. 

Ecuador no ha  tenido grandes motivos de celebración en el campo del deporte por eso, cada logro conseguido se celebra aún más, si cabe, que en otros países acostumbrados a destacar en el ámbito deportivo. Para rememorar los triunfos más destacados de Ecuador hay que retrotraerse a dos décadas atrás cuando Andrés Gómez triunfó sobre Andre Agassi en la final de Roland Garros (1990) o la medalla de oro olímpico en 20 km marcha de Jefferson Pérez, en los Juegos de Atlanta (1996).

Por ese motivo, en junio de 2019, Richard Carapaz se convirtió en todo un héroe nacional tras lograr el triunfo en el Giro de Italia. Incluso Lenín Moreno, el presidente del país, se hizo eco de su triunfo a través de los medios de comunicación. Todo un subidón de alegría para una nación poco acostumbrada a las buenas noticias.

Los orígenes humildes de Carapaz

Carapaz vino al mundo en 1993 en El Carmelo, en la provincia del Carchi. Su familia vivía de la cría del ganado bovino en condiciones muy modestas y él se inició en el ciclismo con una bici hecha de retales que ni siquiera tenía gomas en las ruedas.

En el ciclismo comenzó a destacar poco después, a los 15 años, y pronto se incorporó a los equipos Panavial y RPM antes de fichar por el Strongman-Campagnolo de Colombia y dar el salto al grupo español de Lizarte, donde estuvo seis meses a prueba y sin sueldo. De ahí dio el salto al Movistar, completando una odisea para un joven de origen modesto que tenía que desenvolverse, además, fuera de su país.

A día de hoy, su familia sigue en Ecuador viviendo en una casa modesta dedicada a labores agroganaderas aunque en los últimos días la casa ha sido tomada por las cámaras de la prensa. De esta forma, la alegría de la familia se ha vivido en paralelo a la de todo el país.

Los que le conocen bien aseguran que Carapaz es un hombre de carácter retraído, con valores familiares muy profundos. A sus 27 años está casado con la ecuatoriana Tanya Rosero, con la que tiene dos hijosSantiago, de seis años, y Sofía, de tres.

Fuente:

Publicidad