27 de julio de 2021 11:44 AM
Imprimir

Qué hacer con los pesos en las empresas del campo

Con un mercado cambiario cada vez más regulado, la decisión sobre qué hacer con el excedente de caja se torna cada vez más compleja para los productores. Comparto una guía para evaluar escenarios dentro de la empresa agropecuaria e instrumentos que ayudan a aumentar la rentabilidad de la caja en pesos. Autodiagnóstico con dos preguntas simples ¿Cuándo […]

Con un mercado cambiario cada vez más regulado, la decisión sobre qué hacer con el excedente de caja se torna cada vez más compleja para los productores. Comparto una guía para evaluar escenarios dentro de la empresa agropecuaria e instrumentos que ayudan a aumentar la rentabilidad de la caja en pesos.

Autodiagnóstico con dos preguntas simples

¿Cuándo se van a necesitar los pesos? Esta pregunta permite hacer un primer filtro de los instrumentos disponibles para invertir, basados en la duración de los instrumentos. Esta pregunta es muy importante porque, de acuerdo al plazo de necesidades de fondos, se puede elegir distintos tipos de activos a invertir: desde un fondo común de inversión con disponibilidad inmediata a un bono del Estado con vencimientos superiores a tres meses.

¿Para qué necesito los pesos? Esta pregunta apunta a identificar qué tipo de moneda es necesaria dependiendo de las obligaciones financieras y cubrirse de perder capacidad de pago en dicho momento.

Un ejemplo

Suponiendo que una empresa agropecuaria tiene $4.000.000 disponibles en el banco y en su cash-flow proyectado visualiza que en 15 días va a tener que pagar aguinaldos por $2.000.000 (obligaciones en pesos) y en 120 días va a tener que hacer una compra grande de insumos por el saldo (obligaciones indexadas al dólar).

La recomendación para ser financieramente eficiente sería, por un lado, colocar esos $2.000.000 en un Fondo Común de Inversión (t+0) para ganar una tasa aproximada del 32% nominal anual (tasa vigente) y el saldo hacer dólar MEP. De esta manera, uno se cubre de cualquier tipo de variación de tipo de cambio, dado que las perspectivas de pérdida de valor del peso continúan vigentes.

Qué no hacer

Siguiendo con esta lógica de ser financieramente eficientes, hoy en día con altas tasas de interés e inflación en la Argentina tener pesos parados en las cuentas bancarias es un pecado muy caro. Muchas veces las empresas por no querer inmovilizar capital, por no saber exactamente el momento en que necesitarán disponer de esos fondos, dejan ese saldo sin invertirlo. Pero para eso están los FCI money market (t+0), que permiten al inversor generar tasa a un riesgo mínimo y liquidez inmediata.

El bajo nivel de riesgo de estos instrumentos obedece a que la mayoría de estos fondos invierten en activos que solo devengan una tasa de interés y no tienen mercado secundario que pueda afectar su cotización, como por ejemplo cuentas remuneradas, plazos fijos de distintos bancos, letras del gobierno nacional, entre otras.

Como esta, existen distintas herramientas dependiendo de la situación de cada empresa en particular. Pero es necesario tomar conciencia, conversar con el contador y/o asesor, ya que como todos sabemos no es bueno quedarse con pesos en las cuentas bancarias de la empresa en contextos inflacionarios e insumos que se cotizan en dólares.

El autor es socio de Barrero & Asociados

Juan Manuel Barrero

Fuente: La Nacion

Publicidad