28 de julio de 2021 10:18 AM
Imprimir

FRIGORIFICO GENERAL ACHA : Designan nuevos jueces para resolver conflicto

La Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y Minería con asiento en Santa Rosa integró a la Sala 3 con sus jueces de Cámara titulares Guillermo Salas y Laura Cagliolo para resolver el conflicto que mantiene al Frigorífico de General Acha sin poder levantar la quiebra para reabrir sus puertas.Después que el juez […]

La Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y Minería con asiento en Santa Rosa integró a la Sala 3 con sus jueces de Cámara titulares Guillermo Salas y Laura Cagliolo para resolver el conflicto que mantiene al Frigorífico de General Acha sin poder levantar la quiebra para reabrir sus puertas.
Después que el juez en lo Civil de General Acha, Gerardo Bonino, rechazara el pedido de levantamiento de la quiebra por avenimiento tras presentar pruebas relevantes a la Cámara de Apelaciones informando que el Frigorífico General Acha mantiene una deuda por más de 77 millones de pesos con acreedores, ayer se designaron los nuevos jueces que resolverán cómo continúa la situación de la empresa cárnica.
A partir de la designación de los jueces de la Sala 3, cada uno de ellos tiene 10 días hábiles para tomar una resolución del conflicto que mantiene a poco más de 120 familias de la ciudad de General Acha esperando para saber si podrán recuperar sus puestos de trabajos.

Una deuda millonaria.
En mayo, la Cámara de Apelaciones a través de los jueces de la Sala 3 hizo lugar a los recursos de queja interpuestos por Frigorífico General Acha SA.
El juez Gerardo Bonino explicó a este diario que no se expidió al levantamiento de la quiebra, sino que se le pidió al Juzgado que preside, que «se sustanciaran los Recursos de Apelación que fueran denegados, esto es, que el Frigorífico General Acha pueda expresar los agravios que tanto la resolución de desapoderamiento -la cual ya estaba consentida cuando se desistió del recurso de apelación de la Sentencia de Quiebra- como de la denegatoria de avenimiento le causan, para que, luego de los traslados pertinentes, se lo eleve nuevamente a efectos de ser tratados y, allí sí resolver sobre la certeza o no de las resoluciones recurridas», explicó Bonino.
El pasado 7 de mayo, finalizó el plazo estipulado para poder verificar los créditos posconcursales, esto es, aquellos que no habían sido ni verificados ni declarados admisibles en el concurso y -consecuentemente- sus acreedores no habían participado en el acuerdo luego incumplido.
Hasta esa fecha, se presentaron seis incidentes de verificación de créditos, entre los que se encuentran insinuados créditos fiscales (AFIP y DGR), por honorarios profesionales y de acreedores particulares y laborales, por una suma aproximada de 77.600.000 pesos.
Dentro de ese total de la deuda, se encuentran el 50 por ciento que el grupo de ex trabajadores del frigorífico reclama por la indemnización tras el cierre de la actividad y el no arreglo que manifestaron hace unas semanas.
El grupo de alrededor de 60 trabajadores, adujo haber mantenido una reunión con gente que representa a los nuevos dueños, pero, más allá de tener intenciones de reabrir la planta frigorífica, nunca se trató el tema de la deuda que oscila los 30 millones de pesos.

Reclamo de ex empleados.
Días después, cansados de esperar por alguna resolución, el grupo de 30 ex trabajadores decidió realizar un acampe en las inmediaciones de la planta, con el fin de reclamar el pago que se les adeuda por el 50 por ciento de la indemnización por un total de 30 millones de pesos.
Luego de un par de días de acampe, decidieron ingresar al interior de la planta frigorífica, lo que rápidamente llamó la atención de la fiscalía que obligó a personal policial a acercarse a la ruta nacional 152, donde están ubicadas las instalaciones de la firma, y ordenar a los ex trabajadores a abandonar pacíficamente el reclamo dentro del predio.
En ese momento y para llevarles tranquilidad, el juez Bonino se acercó hasta el lugar y les explicó que su postura era firme y hasta que no se produjera el pago total de la deuda con los acreedores y con ellos, no iba a permitir el levantamiento de la quiebra y, por ende, la empresa no podrá reabrir sus puertas.
Tras el envío de la resolución a la Cámara no hubo más información oficial de la justicia hasta la nueva designación de jueces, ocurrida en el día de ayer.
Ahora habrá que esperar hasta las próximas semanas para conocer la postura de los nuevos jueces de la Sala 3 y los pasos a seguir en el conflicto que mantiene desde hace un largo tiempo las puertas cerradas de la planta del Frigorífico General Acha

Publicidad