28 de julio de 2021 10:55 AM
Imprimir

Abogado de acreedores sobre supuesta venta de Vicentin: “Es ciencia ficción, quieren ganar tiempo”

Gustavo Feldman, letrado de uno de los acreedores más importantes, dijo que las versiones ya descartadas sobre un cambio de manos fueron “una cortina de humo” pergeñada por el entorno de la defaulteada con la meta de disipar la atención previo a la fecha límite para presentar oferta a damnificados.

El abogado de uno de los grupos de acreedores de Vicentin, Gustavo Feldman, ratificó su postura respecto de las versiones que indicaban que tres agroexportadoras del rubro pretendían quedarse con la firma en default. Luego de conocerse que la anunciada operatoria no se concreta, aseguró: “Es ciencia ficción, nunca se conoció ningún aspecto puntual de la supuesta transacción, están queriendo ganar tiempo para estirar hasta el momento que tengan que hacer la oferta”.

A partir de este nuevo capítulo en la saga, el letrado patrocinante del corredor Grassi SA (acreedor de la cerealera) aprovechó para aclarar que, tanto la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), como Molinos Agro SA (del grupo Pérez Companc) y Viterra Argentina SA (a la vez socia de Vicentin en la firma Renova), las tres firmas que estaban involucradas en la presunta operación, fueron las que más le facturaron a Vicentin luego del inicio del concurso de acreedores.

Cuando empezaron a trascender en mayo las versiones de un interés por parte de las tres acreedoras y agroexportadoras del rubro, Feldman sostuvo que se trataba de “un cuento chino” al considerar que no podían asumir la deuda contraída por la cerealera y que además nunca se fijaron las pautas para la operación.

Este martes el sitio especializado Ecos365 informó que los directores de la aceitera en default reconocieron al juez Fabián Lorenzini que Molinos Agro, ACA y Viterra (ex Glencore) ya no están considerando la compra de la que tanto se habló durante los últimos meses.

Esa posibilidad se difundió desde el directorio de la firma caída en desgracia a mediados de mayo, cuando se hablaba de una potencial transacción que consistía en una propuesta conjunta para comprar la mayoría de acciones de Vicentin. De hecho, trascendió que la misma había sido aceptada por los accionistas de la empresa.

En aquel momento Gustavo Feldman calificó la noticia como “una opereta mediática” con la complicidad de la Asociación de Cooperativas Argentinas y apuntó al asesor de la concursada, el ex embajador macrista en China Diego Guelar, como artífice de la maniobra. Ahora, cuando la supuesta operación ya no tendrá centimetraje en los medios, el abogado insistió con que el directorio está haciendo lo posible para acortar el tiempo que resta de acá a la fecha límite para presentar la oferta a los acreedores.

Los involucrados
Consultado por El Ciudadano, Feldman explicó: “Nunca estuvo bien claro cómo se iba a hacer la operación, siempre fue potencial, todo mentira, porque no había manera desde el punto de vista cuantitativo ni desde el punto de vista cualitativo de que esto constituya una salida respecto de los intereses de los acreedores y de los damnificados en la causa penal”.

Buena parte de los argumentos que fundaron su posición durante estos meses tuvieron que ver con el rol que ocupa cada uno de los actores involucrados. En primer lugar recordó que ACA, Molinos Agro y Viterra no sólo eran acreedoras sino que coincidían en haber sido las que más le facturaron a Vicentin después del concurso.

“De entrada eso me pareció sugestivo, yo dije que esto era una cortina de humo pergeñada por Diego Guelar y los operadores mediáticos disfrazados de periodistas que hay en la sección Campo de La Nación, que están contratados por la consultora que tiene Vicentin en Buenos Aires”, evaluó.

Una de las cuestiones en las que volvió a hacer hincapié tiene que ver con que no se conocieron detalles de la supuesta transacción y cargó de responsabilidades al asesor de la cerealera en default. “El que empezó con esta historia fue Diego Guelar”, señaló, y de hecho recordó haberlo denunciado públicamente por recriminaciones a periodistas de Rosario que apelaron a voces disidentes para reconstruir los hechos.

“Están queriendo ganar tiempo para estirar hasta el momento que tengan que hacer la oferta, yo hace más de un año conté cual es la oferta que tienen en la cabeza y es un chiste de mal gusto”, sentenció el defensor de uno de los grupos de acreedores más importantes.

Lo que queda del mes de julio y lo que ocurrirá durante el que viene será determinante para el futuro de los acreedores, que aguardan por la presentación de una oferta a mediados de agosto, algo que probablemente se dé casi en simultáneo a la etapa de audiencias imputativas en Rosario por administración fraudulenta, pesquisa penal que está a cargo del fiscal Miguel Moreno, y que es paralela a la que sustancia el juez federal porteño Julián Ercolini por vaciamiento, a partir de una denuncia del Banco Nación.

Publicidad