30 de julio de 2021 10:20 AM
Imprimir

Lanzan créditos blandos para poblar los feedlots y producir más carne

Serán $10 mil millones al 25% de tasa que los ganaderos deberán destinar a la compra de maíz para el engorde.

Con la ocupación de los corrales de engorde en un 63,5%, según el informe oficial de julio de la Cámara Argentina de Feedlot, el gobierno nacional lanzó créditos subsidiados para poder repoblarlos, terminar con la capacidad ociosa y mejorar la oferta de carne para el mercado interno, con el objetivo de siempre: que bajen los precios en el mostrador.

Los potenciales beneficiarios son 2.100 feedlots inscriptos en el Senasa, y que a veces engordan hacienda propia, pero muchas otras lo hacen para frigoríficos, matarifes y supermercados, que son los que abastecen la demanda local de carne vacuna.

“Con el objetivo de contribuir a incrementar la producción ganadera y generar mayor estabilidad de los precios de la carne en el mercado local, el Banco de la Nación Argentina (BNA) lanzó una línea de crédito de 10 mil millones de pesos para financiar a pequeños y medianos productores ganaderos de todo el país, que podrán destinar los recursos para la adquisición de maíz para el engorde de ganado bovino en corral”, indicó una gacetilla de la entidad bancaria.

El maíz, como el resto de los granos, tiene precios elevados tanto en la Argentina como en los mercados internacionales, lo que complica las cuentas a los engordadores, ya que es el alimento básico. Ahora podrán acceder a un crédito a tasas bajas para comprarlo, ya que los intereses serán subsidiados por el Ministerio de Agricultura. El interés será del 25%, pero la cartera que conduce Luis Basterra se hará cargo de un 5%.

Los beneficiarios serán los 2.100 feedlots que se encuentran registrados en los stocks de Senasa.

Tendrán un tope de 10 millones de pesos por usuario, que se podrán calcular multiplicando 9.000 pesos por cabeza de ganado, de acuerdo al Reporte de Stock emitido por Senasa, lo que obliga a los engordadores a tener sus animales visibilizados en ese listado.

Según este cálculo de los organismos oficiales, se podrá financiar el alimento de hasta 1.100 animales por feedlot.

Hay muchos ganaderos que utilizan maíz para terminar sus animales en corrales, pero no forman parte de los registros del organismo sanitario porque las condiciones que impuso en 2017 para inscribir un feedlot (en materia de instalaciones, bioseguridad, higiene y manejo sanitario) son demasiado rigurosas para quienes manejan pocas cabezas.

“Es estratégico para el país que podamos poner las herramientas financieras al servicio de incrementar nuestra producción, de manera que nos permitan asegurar el abastecimiento interno y el crecimiento de nuestras exportaciones”, dijo Basterra, quien junto con el ministro de Producción, Matías Kulfas, está ideando un ambicioso Plan Ganadero para mejorar la producción de carne vacuna a gran escala, ya que se encuentra estancada desde hace varios años en las tres millones de toneladas, lo que hace difícil satisfacer al mismo tiempo la demanda externa y las exportaciones, que vienen creciendo debido a la voracidad del mercado chino.

Publicidad