30 de julio de 2021 11:02 AM
Imprimir

El nuevo código de conducta de las empresas alimentarias: un camino hacia la sostenibilidad

Francisco Fenoy, socio de Ontier y Ana Almeida, Legal Trainee de Ontier, nos hablan del nuevo código de conducta de la UE sobre prácticas de marketing y negocios alimentarios responsables y su inclusión en el marco de la estrategia 'de la granja a la mesa'

La Comisión Europea ha lanzado, junto con 65 empresas y organizadores, el nuevo Código de Conducta de la UE sobre Prácticas de Marketing y Negocios Alimentarios Responsables. Este Código cubre todos los aspectos principales de la sostenibilidad del sistema alimentario y refleja los objetivos y ambiciones de la Estrategia de la granja a la mesa y el Pacto Verde Europeo. Las asociaciones y empresas que se han unido a este Código muestran su disposición a desempeñar su papel para hacer frente a los retos que plantea el cambio climático, la degradación del medio ambiente, la pérdida de biodiversidad, la carga de la malnutrición, etc., todo ello contribuyendo asimismo a la transformación de los sistemas alimentarios en los que operan dentro de su ámbito de influencia.

Este nuevo Código considera que un cambio hacia sistemas alimentarios sostenibles podría aportar más beneficios medioambientales, sanitarios y sociales, y garantizar una mejor y rápida recuperación de la crisis COVID-19 situando a los ciudadanos y a los operadores en un camino sostenible, potenciando la viabilidad económica de las empresas. Asimismo, contiene ciertos compromisos voluntarios que, desde la estrategia From Farm to Fork, promueven el cambio hacia patrones más saludables y ecológicos para los consumidores.

En su contenido, encontramos que se han establecido ciertos compromisos con la sostenibilidad alimentaria mediante aspiraciones comunes y acciones indicativas en tres niveles:

  1. Fomento de los patrones de alimentos, para conseguir una dieta sana y sostenible, así como una prevención y reducción de la pérdida y desperdicio de alimentos a nivel de los consumidores, en las operaciones internas y en las cadenas de valor.
  2. Mejora de la sostenibilidad de los procesos internos del sector de la transformación de alimentos, el comercio minorista, los servicios de alimentación y la hostelería, para conseguir una cadena alimentaria circular optimizada y eficiente en recursos, así como una cadena climáticamente neutra en Europa para 2050.
  3. Mejorar la sostenibilidad de la cadena de valor de los alimentos en relación con los productores primarios y otros actores, para la creación de valor y abastecimiento sostenible en la cadena europea de suministro de alimentos a través de la asociación.

Vemos como, una vez más, la estrategia From Farm to Fork vuelve a estar a la cabeza en las declaraciones de la Comisión Europea sobre el Green Deal y la transición hacia un sistema alimentario sostenible. Los esfuerzos continuos de la Comisión Europea para acelerar la transición verde, mediante este tipo de iniciativas, persiguen el objetivo de garantizar que los consumidores tengan acceso a productos sostenibles y que tengan mejor información para poder tomar sus decisiones.

La estrecha cooperación entre todos los actores, en especial aquellos del sector primario, es esencial para lograr una transición exitosa a sistemas alimentarios sostenibles, ya que si bien la industria alimentaria europea es conocida actualmente por la calidad y seguridad de sus productos, debería también convertirse en una industria de referencia para la sostenibilidad.

Si bien la industria alimentaria europea es conocida actualmente por la calidad y seguridad de sus productos, debería también convertirse en una industria de referencia para la sostenibilidad

La estrategia de la granja a la mesa establece objetivos ambiciosos en el uso de pesticidas y fertilizantes, las ventas de antimicrobianos o el aumento de la superficie destinada a cultivos orgánicos, todo ello en línea con la Estrategia de Biodiversidad 2030. La biodiversidad está sometida en la actualidad a una inmensa presión ejercida por la actividad humana, por lo que la UE se compromete, mediante esta iniciativa, a frenar la pérdida de biodiversidad y conservar y restaurar sus ecosistemas.

En este sentido, la estrategia tiene el ambicioso objetivo de reducir la huella ambiental del sistema promoviendo métodos de producción sostenible y modelos de negocios circulares en las fases de procesado, distribución y comercialización de la cadena alimentaria. Nos está brindando la oportunidad de reconocer el valor y la importancia de la sostenibilidad y de las dietas saludables en el sector agroalimentario, que se encuentra en auge. Un reflejo de ello es la publicación de este nuevo Código de Conducta de la UE sobre Prácticas de Marketing y Negocios Alimentarios Responsables.

La primera evaluación del progreso e impacto de los compromisos adoptados por el nuevo Código se presentará a finales del año 2022, para lo que se espera un gran avance en este proyecto que, sin duda, supondrá un beneficio para todos.

Francisco Fenoy (Socio de Ontier) y Ana Almeida (Legal Trainee de Ontier)

Publicidad