31 de julio de 2021 00:46 AM
Imprimir

¿Por qué Bayer decidió retirar de la Argentina el negocio de eventos biotecnológicos y semillas de soja?

La filial argentina de Bayer Crop Science anunció que a partir de la campaña 2021/22 decidió suspender su negocio de semillas y eventos biotecnológicos en soja en el país. “Con una presión de insectos más baja que otras regiones, Argentina representó aproximadamente el 10% del total de la superficie sembrada con Intacta RR2 PRO en […]

La filial argentina de Bayer Crop Science anunció que a partir de la campaña 2021/22 decidió suspender su negocio de semillas y eventos biotecnológicos en soja en el país.

“Con una presión de insectos más baja que otras regiones, Argentina representó aproximadamente el 10% del total de la superficie sembrada con Intacta RR2 PRO en América del Sur en 20/2021”, señaló hoy la compañía por medio de un comunicado.

Si bien el evento Intacta, que controla a lepidópteros, tuvo una importante penetración en las regiones agrícolas de Chaco y NOA, la compañía apostó por un uso generalizado del mismo en toda la extensión del territorio argentino, algo que no sucedió.

En la zona pampeana, donde se concentra la mayor parte de la producción argentina de soja, el valor del evento Intacta no logró competir contra el costo de los controles de plagas convencionales, al tiempo que cultivares con el evento RR1, especialmente en los grupos de madurez cortos y medios, siguen teniendo un diferencial de rendimientos respecto de las variedades RR2.

“La compañía buscará una transición ordenada para acompañar a sus clientes y socios y permanece totalmente comprometida con sus negocios de maíz, protección de cultivos y agricultura digital en el país”, aseguró Bayer Argentina.

La “gota que colmó el vaso” de la paciencia de los directivos de Bayer llegó el pasado 31 de mayo con la resolución 141/2021, por medio de la cual se determinó que los resultados de los análisis realizados en el marco del sistema Bolsatech pasarían a ser de uso exclusivo del Instituto Nacional de Semillas.

La cuestión es que tales análisis, que permiten detectar justamente la tecnología Intacta en cultivares de soja, son abonados por Bayer Argentina, empresa que –recordemos– tiene la propiedad de ese evento biotecnológico desarrollado por la absorbida Monsanto y, por lo tanto, accedía a pagar tales análisis –realizados por los laboratorios de las Bolsas de Cereales y de Comercio del país– con el propósito de detectar usos ilegales de esa tecnología.

La decisión de la empresa también implica dejar de comercializar en el mercado argentinos las semillas de soja Asgrow. Al respecto, el pasado 12 de julio la compañía publicó una gacetilla –que ahora tiene un dejo melancólico– en el cual se muestran con orgullo los rindes logrados por AW 3920 IPRO en la localidad bonaerense de Daireaux y se asegura que en la próxima campaña 2021/22 “Asgrow tiene sojas muy competitivas para esta gran zona”.

Bayer aseguró que “el plan es reorientar las inversiones en la Argentina hacia proyectos rentables e innovadores, enfocados a impulsar la transformación digital y nuevos modelos de negocio; como la plataforma digital Orbia o la iniciativa de Carbono, que se lanzó la semana pasada en el país, y que impulsarán a la agricultura argentina hacia nuevos niveles de competitividad y una mayor sustentabilidad”.

Fuente: Bichos de Campo

Publicidad