1 de agosto de 2021 10:33 AM
Imprimir

Impacto. Advierten que el cepo a las exportaciones provocó un “bache financiero”

Es de entre $7400 y $8800 millones, según una estimación realizada por el Rosgan.

Por el cepo a las exportaciones de carne vacuna, que tuvo un fuerte impacto en los precios de la vaca casi de descarte cuya carne tenía una buena colocación para China, a los productores ganaderos ya se les produjo un “bache financiero” de entre 7400 millones de pesos y $8800 millones.

De acuerdo a un informe de Rosgan difundido por la Bolsa de Comercio de Rosario, eso ocurrió por un doble efecto: postergaciones de ventas y, además, baja de los valores.

Sobre las exportaciones totales de carne que hace el país, China se venía llevando más del 75%. Primero el cierre por 30 días oficializado el 20 de mayo pasado y luego la cuotificación de los embarques al 50% le pegaron de lleno a la vaca de una categoría que llegó al final de su ciclo productivo y no tiene salida masiva en el mercado local para su carne, pero sí interés de China. La venta de esa vaca para China se había transformado para muchos ganaderos en la posibilidad de valorizar una categoría que antes se comercializaba a bajos precios.

Según el Rosgan, en medio de las restricciones en los últimos dos meses los productores colocaron para la faena “un 30% menos de vacas que las enviadas un año atrás, esto es unas 160.000 cabezas menos entre mayo y junio”. Además, “los valores promedio de toda la categoría cayeron un 20% a causa del cepo, siendo la conserva la más afectada al pasar de niveles medios de $100 a $70 en los últimos dos meses”, indicó el trabajo.

En este contexto, se detalló: “Esta postergación de venta, sumado a la pérdida de valor de mercado de este tipo de hacienda, implica para el sector productor un bache financiero de entre $7400 y $8800 millones, sin contar los costos extras de suplementación a los que muchos productores se han visto forzados a incurrir para sostener estas categorías o incluso, a la pérdida por mortandad en aquellos casos en los que su único destino fue retenerlas en un campo natural, sin mayores reservas”.

Desde el Rosgan alertaron sobre los riesgos de un “aluvión” de oferta si eventualmente se liberan las trabas para exportar. Esto podría impactar sobre los precios. “Si en un escenario hipotético de extremo sumáramos a los volúmenes de faena de julio del año pasado (225.000 vacas) toda la faena postergada de los últimos 60 días, la oferta de este mes podría alcanzar unas 385.000 vacas, más del doble de lo faenado durante junio, algo que indefectiblemente terminaría impactando en nuevas bajas de precio”, precisó el reporte.

Según el informe, el cepo vino a afectar a la categoría vaca en un momento crítico del año para los productores que toman decisiones en torno de ese animal. “Si consideramos que estacionalmente nos encontramos en los meses de mayor salida de este tipo de hacienda, tanto por rechazo como por necesidad de aliviar los campos ante la falta de pasto que ofrece el invierno, este año agravado por la seca, no resulta lógica una caída tan abrupta en tan solo dos meses, más allá de la tendencia que pueda estar acompañando este comportamiento. laramente, el abrupto cepo impuesto por el gobierno ha golpeado de lleno a esta categoría en su momento más crítico del año”, indicó.

“Los valores promedio de toda la categoría vaca cayeron un 20% a causa del cepo”, señaló el informe

Fuente: LaNacion

Publicidad