1 de agosto de 2021 11:18 AM
Imprimir

¿Qué es un producto o alimento orgánico?

La condición “orgánica” de un producto es un atributo de calidad que certifica que se ha obtenido respetando determinados requisitos que son adicionales a los que se exigen para los productos convencionales. Se originan en sistemas de producción familiares o agroindustriales en los cuales se siguen ciertas pautas que hacen que sean sustentables en el tiempo, obteniendo productos de calidad y respetando el ambiente.

Que existe una demanda cada vez mayor de productos obtenidos de forma orgánica o ecológica para lo cual este fenómeno crea un nuevo mercado de productos de origen vegetal.

Se entiende por “orgánico”, “ecológico” o “biológico”, a todo sistema de producción agropecuaria, su correspondiente agroindustria, como así también a los sistemas de recolección, captura y caza, sustentables en el tiempo. Así también mediante el manejo racional de los recursos naturales y evitando el uso de los productos de síntesis química. Al igual también otros productos de efecto tóxico real o potencial para la salud humana. 

El objetivo es brindar productos sanos, mantenga e incremente la fertilidad de los suelos y la diversidad biológica, conserve los recursos hídricos y presente o intensifique los ciclos biológicos del suelo para suministrar los nutrientes destinados a la vida vegetal y animal, proporcionando a los sistemas naturales, cultivos vegetales y al ganado condiciones tales que les permitan expresar las características básicas de su comportamiento innato, cubriendo las necesidades fisiológicas y ecológicas. La aprobación es a través de un sistema de certificación que las garantice.

Existen requisitos específicos para certificar la producción orgánica de la mayoría de los cultivos, animales, cría de peces, cría de abejas, actividades forestales y cosecha de productos silvestres. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la agricultura orgánica es un sistema de producción que trata de utilizar al máximo los recursos del campo, dándole énfasis a la fertilidad del suelo y la actividad biológica. Al mismo tiempo que minimiza el uso de los recursos no renovables y al no utilizar agroquímicos para proteger el medio ambiente y la salud humana.

Según el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria de Argentina (Senasa), los productos orgánicos deben ser identificados con cualquiera de los siguientes términos: “orgánico”, “biológico”, “ecológico”, “eco” o “bío”, considerando a todos ellos sinónimos. Solamente estos términos son los permitidos para utilizarlos en el etiquetado o en la publicidad. Estos se pueden reconocer a través de los logos de las entidades certificadoras que están inscriptas, habilitadas y controladas por el Senasa. Por lo tanto, todo producto que sea etiquetado como “orgánico” debe cumplir con la normativa oficial orgánica, estar certificado por una entidad certificadora habilitada por el Senasa y llevar el “sello de la entidad certificadora” responsable del control.

Agricultura orgánica

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) afirma que ” la agricultura orgánica es un sistema de gestión de producción integral que promueve y mejora la salud del agro- ecosistema, incluida la biodiversidad, ciclos biológicos y actividad biológica del suelo”. No permite el uso de agroquímicos (pesticidas artificiales, reguladores del crecimiento y fertilizantes solubles sintéticos). No utiliza organismos genéticamente modificados (es decir, plantas, animales o microorganismos en los que el material genético ha sido manipulado). Enfatiza el uso de la diversidad y la rotación de cultivos y ganado, mejorando el suelo y reciclando materiales y energía.

Características de los alimentos orgánicos

l Los alimentos orgánicos transmiten una menor exposición a residuos de pesticidas.

l Muchos estudios corroboran menor contenido de nitratos. Los nitratos son la forma en que las plantas absorben el nitrógeno necesario para transformarlo en AA (aminoácidos). Si por algún motivo durante el cultivo de una planta parte de ese nitrato no se transforma en AA, queda acumulado en los tejidos de la planta que al ser consumida por el ser humano puede transformarse en nitritos y nitrosaminas, ambas consideradas sustancias cancerígenas

l Tienen mayor contenido de metabolitos secundarios como polifenoles y flavonoides, postulados como reguladores de la producción de radicales libres. Aunque los trabajos de Stracke y col. J. Nutr. 2009 y 2010, no encontraron diferencias significativas con el tipo de cultivo convencional. 

l Los contenidos de Materia Seca en hojas, raíces y bulbos tienden a ser mayores (entre un 10 y un 20% más) resaltando el valor gustativo; quizás al tener mayor contenido de materia seca, los metabolitos del sabor se hallen más concentrados.

Fuente: El Litoral

Publicidad