6 de agosto de 2021 10:38 AM
Imprimir

Cepo a la carne: un productor grabó un video para alertar que no puede salvar una vaca vieja

Luis Alberto Cazanave, de La Pampa, reflejó la crítica situación de un animal que antes tenía como destino la faena para exportar su carne a China

“Esto no es ficción, la vaca se está muriendo. Solo es para que sepan lo que pasa cuando alguien sentado en un escritorio decide la suerte del resto de los argentinos”.

Con esas duras palabras y a través de un video, el veterinario y productor Luis Alberto Cazanave quiso reflejar y hacer visible la problemática que atraviesan los ganaderos por el cepo a las exportaciones de carne vacuna que implementó el Gobierno hace más de dos meses.En la grabación, muestra a una vaca vieja echada en el suelo en medio de un monte de Victorica, La Pampa, donde describe que está en ese estado hace siete días sin poder levantarse. Es la vaca para exportación a China, cuya carne no posee consumo local, y que ahora tiene una venta cuotificada en un 50% por el Gobierno para el mercado externo.

Cazanave tiene 68 años y ejerció la profesión durante más de 40, pero hace un tiempo atrás decidió trabajar de lleno en su establecimiento “Viejo León” donde en 139 hectáreas hace cría.

“Es la actividad preponderante en la zona, a lo sumo uno puede llegar a hacer unos verdeos para dar de comer a la hacienda pero no mucho más. Es zona de monte y no hay otra actividad posible”, contó a LA NACION.El video del productor que muestra la vaca echada

Según relató, la idea del video surgió cuando ayer por la tarde fue hasta donde estaba tirada la vaca y vio empeorada su situación. “Fue un momento de mucha bronca, era la impotencia de no haberla sacado a tiempo y vendido en la feria (el valor bajó de 30.000 a 15.000 pesos), esperando que se reabrieran las exportaciones. Es muy triste verla morir. Le he puesto pasto y se le dio agua, pero todo es una patología muy complicada el tema de la vaca caída”, se lamentó.

El productor es nieto de León, un inmigrante francés que llegó al país a principios de 1900 y se instaló en tierras fiscales en el sur de la provincia de San Luis, donde con el tiempo accedió a comprar unas 100 hectáreas. Su padre también se dedicó al campo.

En este sentido, explicó que cuando el productor defiende “con ahínco a sus vacas lo hace porque está defendiendo su forma de vida y de trabajo”.

“Me puse a pensar para qué sirve el esfuerzo que hacemos. No queremos que nos regalen ni nos subsidien nada, solo que nos dejen vender afuera. A esta edad a uno le sorprende cuando una medida no tiene lógica”, indicó.

En este contexto, contó que en la zona la gran mayoría los productores son medianos a pequeños y que tienen rodeos de 300 vacas como máximo. “Cada año, tenemos un 10% de descarte de esas vacas y esa venta nos ayudaba a reinvertir en nuestras producciones, desde un pozo de agua, postes para alambrado, tranqueras hasta pantallas solares”, describió.

“Cuando se lograron abrir esos mercados en el exterior fue un reaseguro más que comenzamos a tener. Pero de un momento a otro esa vaca pasó a valer la mitad y ya no convenía más suplementarla para que llegue bien a la feria”, añadió.

El veterinario y productor ganadero Luis Alberto Cazanave en su establecimiento rural en Victorica, La Pampa
El veterinario y productor ganadero Luis Alberto Cazanave en su establecimiento rural en Victorica, La Pampa

La vaca manufactura es un animal casi de descarte, aunque tiene una fuerte demanda de China y en Rusia. Sin embargo, por el cepo del 50% a la exportación, fue la categoría más afectada por las restricciones del Gobierno y su valor se desplomó más de 70%.

“Esta vaca hubiese terminado en algún lugar del mundo, paleando el hambre, con la posibilidad de ingresos de dólares para el país que buena falta nos hace. Pero en un país como el nuestro que de un día para otro decidieron que había que cerrar las exportaciones de carne, una vaca que es de quinta o sexta parición, ahora ya no tiene destino”, relató en el video.

“No hay posibilidad de suplementarla porque los costos no dan y no es suplementarla para engordarla sino para que pueda llegar a feria”, completó.

Cazanave remarca que ama su profesión y la actividad en el campo: “Al sector agropecuario le debo todo lo que soy, me permitió crecer y educar a mis hijos”.

Fuente: La Nacion

Publicidad