7 de agosto de 2021 21:44 PM
Imprimir

Neuquén: angustia de los productores por el impacto de la sequía y las restricciones para exportar carne vacuna

Por la falta de precipitaciones, el campo solicitó la declaración de Emergencia Agropecuaria. Mientras que el cepo a las exportaciones de carne también pone en jaque a ese mercado ganadero

Crece en Neuquén la preocupación por la emergencia hídrica y las consecuencias por el cierre de las exportaciones de carne vacuna. Así lo manifestó la Comisión Provincial de Emergencia Agraria, encabezada por el ministro de Producción e Industria, Facundo López Raggi, y el presidente de la Sociedad Rural del Neuquén (SRN), Diego García Rambeaud, entre otras instituciones, quienes tras un análisis sobre los eventos climáticos registrados, elevaron un pedido de declaración de la Emergencia Agropecuaria en todo el territorio de la provincia.

La decisión de recurrir a esta medida fue tomada luego de la reunión que mantuvieron con el ministro de Producción ante la falta de precipitaciones que afecta a esa parte del país. A través de un documento, especificaron que en los últimos años se generaron condiciones hídricas que inciden negativamente en la producción agropecuaria y que ponen en riesgo a sectores de la producción.

Las autoridades locales analizaron los datos proporcionados por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y de la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) ante la preocupante situación que atraviesa la región. Por ello, pusieron en alerta al Comité Provincial para implementar la Ley 3117 que establece el Sistema Provincial para la prevención y mitigación de emergencias o desastres agrarios.

“Tenemos un desafío importante, dado que el año pasado se trabajó a esta altura en declarar una emergencia por las intensas nevadas que tuvimos y que habían afectado a la actividad productiva. Este año, nos encontramos con que realmente hay una sequía muy importante, sobre todo en la zona Norte, por falta de nevadas. La cuenca del Neuquén es una cuenca nimia, pero con afectación en buena parte de la provincia. Esto pone de manifiesto lo que estamos viendo del cambio climático. Esta sequía viene desde hace 13 años”, expresó López Raggi.

Según indicaron en un comunicado, la situación hídrica, sumado al cepo de las exportaciones, que no permite la venta de animales para descarga de los campos, llevó a los directivos de la SRN a escribir una carta que enviaron al gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, haciendo referencia a la difícil y preocupante situación que enfrenta la actividad ganadera de la provincia, compartiendo su mirada y aportando posibles soluciones a esta difícil situación.

“Este es un paso importante, nos da el marco para poder definir herramientas y llevarlas a la práctica mediante políticas públicas que venimos trabajando y diseñando hace un tiempo”, agregó el ministro.

“Atentos a la situación hídrica deficitaria y sin pronósticos alentadores en este sentido, el atenuante será exclusivamente aliviar de carga animal del territorio provincial, asegurando el cuidado de los recursos y evitando mortandad de hacienda. Esta acción será la más certera, práctica, económica y eficaz. Se debe ganar tiempo, y no alargar la agonía de esta situación con reparto de forraje a discreción que conlleva a nulos resultados, costos excesivos y daños mayores”, indicaron desde la Sociedad Rural local.La sequía afecta a la producción neuquinaLa sequía afecta a la producción neuquina

Peligra el Plan Ganadero

La preocupación de los productores y autoridades provinciales es el desarrollo del Plan Ganadero Bovino que se ha implementado el Ministerio de Producción e Industria provincial, en conjunto con actores de toda la cadena bovina, cuyo objetivo, dicen, es considerado incumplible a partir de este escenario, teniendo en cuenta que las categorías que deben salir de los predios para aliviar carga y cuidar el ambiente, no tienen mercado local. De acuerdo con el documento, este panorama podría revertirse con el trabajo de los frigoríficos de las provincias vecinas, cuya habilitación lo permite y con la reapertura de las exportaciones de carne bovina.

“Los productores en predios de todas las escalas se encuentran en la misma situación de sequía extrema, elaborando estrategias para enfrentarla, urgidos de descargar los campos de categorías de hacienda improductiva (vacas vacías y/o viejas, toros de descarte, etc.), a fin de eficientizar al máximo el uso de los recursos forrajeros logrados con fondos y esfuerzo propios, preservando los pastizales para que puedan recuperarse cuando haya algo de humedad”, aseguraron.

La Sociedad Rural solicitó el trabajo conjunto, urgente y permanente con las demás provincias patagónicas en pos de lograr la liberación total del cepo exportador de carnes para todo el país. “Solo con mercados libres y ágiles, la producción aumentará y la inversión se verá reflejada. De lo contrario, seguiremos en el proceso involutivo y regresivo en el que estamos inmersos y, lo que es más grave, aumentando el riesgo de desertificación irreversible en la provincia”, manifestaron los productores neuquinos.

Además, pidió a las autoridades presentes en la Comisión de Emergencia que den a conocer las estrategias y operatorias que pondrán en marcha para enfrentar esta emergencia, ya que tras el difícil diagnóstico de situación, lo que se haga de acá en adelante será fundamental para lograr resultados positivos, pues requiere se tomen medidas de fondo.

La sequía que golpea la región, explicó Marcos Easle, del INTA Bariloche puede repercutir en la ganadería. “En febrero hicimos un informe donde mostramos algunas zonas que habíamos detectado en alerta. La zona centro norte, recostada sobre la cordillera, está categorizada en alerta porque viene de varios años la merma en la productividad. Si bien en el último tiempo ha habido una incipiente recuperación, está por debajo del promedio histórico de productividad”, señaló a Neuquén Informa.

“El agua que no cayó no caerá en los próximos meses, el escenario está marcado desde este punto de vista y es sobre el cual tenemos que trabajar. Tenemos que cambiar fuertemente nuestra forma de concebir la producción y de tomar decisiones. Las decisiones se tienen que tomar mucho más rápido y acordes a los cambios drásticos que el propio clima nos está dando”, añadió. En esa región sostienen que no se esperan precipitaciones para las próximas semanas y el panorama podría extenderse.

Fuente: Infobae

Publicidad