8 de agosto de 2021 11:42 AM
Imprimir

El camino de las mujeres argentinas hacia la igualdad en la agroindustria

Referentes del campo debatieron en Experiencia IDEA Agroindustria 2021 sobre el rol actual y futuro de las mujeres en una actividad fundamental.

En el marco de la Experiencia IDEA Agroindustria 2021, realizada de manera virtual en la mañana del viernes, distintas figuras de la actividad debatieron acerca del rol que ocupan las mujeres dentro del sector agropecuario, y se metieron de lleno en el futuro del rubro. Se habló de cupos de igualdad de género en las empresas, pero también se debatió sobre “meritocracia” y de las transformaciones que le esperan a una de las ramas más importantes de la economía del país.

En la zona del río Colorado hay un serio excedente de cebolla. (Foto: Diario Río Negro)

Con la moderación de Cecilia Giordano, Directora de IDEA, Presidenta y CEO de Mercer Argentina, la charla tuvo su punto más emotivo cuando el panel debatió sobre la decisión de adherir a un cupo de género puertas adentro de las empresas. “Fui cambiando un poco mi postura sobre la denominada “meritocracia”, ya que fui a un colegio de monjas, estudié en el ITBA y trabajé muchos años en Dreyfus. Pero con el paso del tiempo y la experiencia también noté que más allá de eso, pese a la formación que alguien pueda tener, no todo el mundo accede a las oportunidades y que a veces es necesaria una mano”, expresó Silvia Taurozzi, directora de Fundación Irradia, ex CEO de Louis Dreyfus Company (LDC), delegada de W20 y también responsable de “Mujeres Rurales Argentinas”.

“Es necesario que cada uno reflexione desde el lugar donde está, qué puede hacer para dar más visibilidad a las mujeres: mirar alrededor, preguntar que se está haciendo dentro de las empresas, participar de las redes, de la que sea, y así ver qué hay cambios que ocurren. Para que las mujeres puedan llegar a los puestos de decisión tiene que haber un compromiso de las empresas. También hay que involucrar a los hombres en este proceso. Hay que tener la voluntad de hacer el cambio, pero también hay que tener un plan y medir los resultados”, agregó.

Como había contado A24.com Agro, justamente Mujeres Rurales Argentinas había lanzado semanas atrás un programa de cursos y capacitaciones para contribuir a la problemática. ¿Con qué objetivo? Lo que buscaban era achicar la brecha económica en el agro, entre los hombres y las mujeres. “Vivimos grandes desigualdades alrededor del país, es necesario brindar un espacio para desarrollar herramientas reales para las mujeres en el campo”, habían dicho desde la organización en esa oportunidad.

Mariano Bosch, Lorena Basso y Silvia Taurozzi, tres de los participantes del debate sobre mujeres e igualdad en el agro.

Mariano Bosch, Lorena Basso y Silvia Taurozzi, tres de los participantes del debate sobre mujeres e igualdad en el agro.

Por eso Mariano Bosch, Director de IDEA y co-fundador y CEO de AdecoAgro, dio su punto de vista sobre la aplicación de cupos en las empresas durante el evento virtual de este viernes. “Provengo de una formación agropecuaria en la que solo los hombres formaban parte de las decisiones. Sin embargo observamos que los números están cambiando y que lamentablemente falta mucho tiempo para alcanzar una participación del 50% de mujeres en las empresas, por eso hay que forzar la vara”, manifestó.

“No sé si hablar de cupo o no, lo que sí sé es que en la empresa hemos decidido que en cualquier tipo de contratación no puede haber un proceso selectivo en el que no haya mujeres candidatas”, graficó Bosch, quien recordó cuando vio por primera vez a una mujer trabajando como tractorista, en Brasil, y también mencionó los beneficios que el cambio de política generó intra compañía: “Nos hace tipos mejores, vemos que hay más empatía entre la gente que trabaja con nosotros, hay una mayor sensibilidad y eso genera mayor entusiasmo”.

Quien también participó fue Lorena Basso, hoy presidenta de “Basso Semillas” y a la vez titular de la Asociación Semilleros Argentinos (ASA). “El cupo es una medida temporal, por un tiempo limitado, para poder permitir el acceso a las mujeres a los puestos de decisión. Es abrir esa puerta para que entren. Pero lo que se tiene que lograr es que estos puestos sean ocupados por mujeres talentosas para que hagan la diferencia. Mujeres preparadas hay, en la agroindustria hay, la universidad está llena, el alumnado femenino ha aumentado en los cursos de alta dirección”, expresó.

Fuente:

Publicidad