10 de agosto de 2021 10:44 AM
Imprimir

LA “VACA CHINA” VOLVIÓ AL PRECIO “PRE CEPO”

El viernes en el Mercado de Liniers los valores fueron similares a los que se pagaban antes del cierre de las exportaciones. Los importadores asiáticos subieron entre u$s500 y u$s1.000 la tonelada. También falta hacienda para recría e invernada, que seguiría "muy firme".

Más de dos meses pasaron desde la prohibición de exportar carne bovina, primero en forma total y luego con un cupo del 50%, y el derrumbe de precios que generó la medida en el mercado de hacienda se disolvió el viernes último, cuando los valores de las vacas recobraron los niveles “pre cepo”.

“La vaca, por la escasez en directo y los mejores precios del mercado chino, obtuvo valores muy parecidos a los previos al cierre parcial de exportaciones. La conserva buena volvió a $115 y la manufactura $120”, resumió el sitio especializado delsector.com en el comentario posterior a los remates del viernes 6 de agosto en el Mercado de Liniers. Ese día, también volvió a ingresar una cantidad de hacienda (9.180 cabezas) que hacía un mes no se daba. Las vacas buenas a especiales valieron $125/135 con un tope de $160; las regulares $120/125. Mientras que la conserva buena se pagó

Vale recordar que el anuncio, que el propio presidente Alberto Fernández transmitió al Consorcio Exportador ABC, se produjo el lunes 17 de mayo y se hizo efectivo con la publicación en el Boletín Oficial el 20 del mismo mes, mediante la resolución N° 75 del Ministerio de Agricultura.

La última jornada de negocios previa al anuncio había sido el viernes 14 de mayo, y la vaca se había pagado: especiales y buenas $125/130, tope $165; regulares $115/125; conserva buena $95/105, máximo $110; y la inferior $85/95 el kilo en pié.

El presidente de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes de Argentina (CICCRA), Miguel Schiariti, confirmó a Campolitoral que “los precios de venta a China aumentaron entre 500 y 1000 dólares la tonelada” en las últimas semanas. A eso sumó una cuestión estacional: “está terminando la época del refugo; esas vacas viejas que el productor decide sacar del campo, luego de evaluar si tienen dientes o no tras los destetes”. Este trabajo, precisó, se realiza en los meses de marzo/abril, por lo que en este momento del año “empieza a haber menos vacas de conserva o manufactura que pueda ir a China”.

Además, advirtió que “se consolida el precio de la recría y la invernada de manera muy firme” por el faltante de hacienda que originó la venta de hembras entre 2018 y 2019. En base a los datos oficiales de stock bovino, que dan cuenta de 53.5 millones de cabezas, las existencias resultan 1 millón menor que 2020 y 1.5 millones debajo de 2018.

“Desde nuestro informe económico veníamos anunciando la abultada faena de hembras, del 45 al 47%, y decíamos que esto era liquidación de stock”, remarcó Schiariti. Y explicó que en 2018 esa liquidación se produjo “por falta de financiamiento a al productores, que decidieron utilizar la cajita de ahorros”. Mientras al año siguiente el alto nivel de faena de hembras se apoyó, también, en “la valorización de la vaca china; pero hubo una importante sequía que hizo que hoy tengamos 250.000 vacas menos y 600.000 terneros menos; por eso se consolida el precio de la recría y la invernada de manera muy firme”.

Fuente: El Litoral

Publicidad